En Que Fecha Se Siembra El Ajo En Chile?

En Que Fecha Se Siembra El Ajo En Chile
La plantación de ajos para la zona central se debe hacer du- rante los meses de marzo a junio y para la zona centro sur en el mes de junio a los prime· ros días de julio.

¿Cuál es la mejor epoca para sembrar ajos?

Cuándo se siembran los ajos – La planta de ajo no necesita ni mucho frío ni mucha humedad, y su cuidado no es nada exigente. Tiene dos épocas de plantación: de octubre a noviembre, y de enero a marzo. Poco a poco, veremos cómo van saliendo sus hojas. Si nos orientamos por el calendario lunar, y según el dicho popular, cuando la luna mengua se siembra todo lo que va hacia abajo, y cuando crece se siembra lo que va hacia arriba.

  • Este conocimiento ancestral que tienen los agricultores no falla nunca, por lo que el ajo debe plantarse en luna menguante;
  • No pasa nada si lo hacemos en otra época, pero saldrán mucho mejores y con más calidad si lo hacemos así;

Por otra parte, el clima no tiene demasiada importancia a pesar de ser una planta de secano, pero si es más frío, el ajo nos saldrá más picante.

¿Cómo plantar ajo en Chile?

¿Cuánto tiempo tarda en dar el ajo?

Cosecha y Almacenamiento – El ajo está listo para cosechar cuando el 40 a 60 por ciento de las hojas han amarilleado (el ajo generalmente tiene 6 hojas). La maduración del ajo depende de lo largo que sean los días. La mayoría de las variedades están listas a mediados de julio (con algunas pequeñas diferencias entre variedades).

Las primeras cosechas reducen la calidad de almacenamiento, mientras que los bulbos que se cosechan demasiado tarde comienzan a reventarse. Los bulbos reventados no tienen valor comercial y sólo pueden ser utilizados como material de siembra.

Asegúrese de desechar cualquier material de siembra que tenga manchas o signos obvios de enfermedades. Debido a que el ajo está listo para comer después de la cosecha, el proceso de curación es sólo importante si tiene la intención de almacenarlo. Por esta razón, muchos productores que comercializan el ajo directamente a clientes minoristas no los curan después de la cosecha.

Si desea almacenarlo a largo plazo, el ajo recién cosechado se puede curar poniéndolo en anaqueles donde haya un buen flujo de aire. Los anaqueles se deben colocar en un lugar fuera de la luz directa del sol y de las condiciones del tiempo por aproximadamente 3 semanas o hasta que las 2 hojas exteriores estén completamente secas.

Muchos productores pequeños extienden sus bulbos en el piso de madera de un granero para curarlos. Una vez curado, córtele las puntas y las raíces y limpie el residuo de la tierra del bulbo. Los bulbos curados deben ser colocados en cajas de cartón limpias o sacos de arpillera y se almacenan a 32-35° F y a una humedad relativa de 65-75 por ciento.

¿Cuándo es el mejor tiempo para plantar ajo y cebolla?

Cómo plantar ajos en casa ¿Qué necesito? – La mejor época para plantar ajos es en primavera o en verano. Al igual que las cebollas, necesitan el calor de la luz del sol para germinar de modo óptimo. Los elementos que se necesitan para realizarlo son los siguientes:

  • 1 cabeza de ajos.
  • 1 maceta de 20 cm de profundidad y 20 cm de amplitud.
  • Tierra enriquecida con fertilizantes naturales.

¿Qué necesita el ajo para crecer?

El cultivo de ajo requiere gran cantidad de potasio (175 kg. /ha para rendimientos de 7-10 Tm) en consecuencia, tener en consideración la aplicación adicional de este nutriente para mantener una fórmula de abonamiento equilibrada. Se recomienda realizar análisis químico del suelo para conocer el estado de fertilidad.

¿Cómo se riega el ajo?

Introducción El ajo es una hortaliza que se originó en Asia central, lugar donde era cultivada principalmente por sus cualidades alimenticias y de donde se expandió a diferentes partes del mundo; éste pertenece al género Allium y a la familia Liliácea al igual que la cebolla y se caracteriza por ser una planta con tallos grandes, hojas alargadas de color verde y flores blancas agrupadas en pequeñas cabezas, las cuales se encuentran distribuidas a lo largo de toda la planta.

En el país la mayor producción de ajo se concentra en el estado de Zacatecas donde se cultiva más del 50 por ciento del total a nivel nacional, seguido de Guanajuato y Baja California quienes ocupan el segundo y tercer lugar con una producción de 16 por ciento y siete por ciento del total respectivamente; el resto se cultiva en Aguascalientes y en Sonora, que en conjunto con los otros estados aportan más del 90 por ciento.

Con base en estadísticas del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), la dependencia federal indicó que en 2016 la producción de ajo alcanzó las 75 mil 266 toneladas, lo que representa un volumen adicional de 17 mil 159 toneladas en relación a lo reportado en 2015.

  1. En un comparativo con 2013, la producción de ajo en México aumentó en 30;
  2. 3 por ciento, al pasar de 57 mil 747 toneladas a las 75 mil 266 reportadas el año pasado, lo que representa una Tasa Media de Crecimiento Anual de 6;

8 por ciento, así como un promedio de 61 mil 259 toneladas de este producto. Necesidades hídricas del ajo El riego del ajo se realiza de forma habitual por aspersión, mediante goteo o por surcos. El ritmo de aplicación depende del clima, de la edad de la plantación y del tipo de suelo. En Que Fecha Se Siembra El Ajo En Chile Ilustración 1. Riego por gravedad en producción de ajo (Valle de Mexicali, México) Indicaciones para el riego del ajo Inicialmente se recomiendan riegos más ligeros y frecuentes (cada 2 días). Entre los 30 y 90 días se debe regar cada 4 o 5 días, aumentando de manera progresiva el tiempo de riego.

Dicho sistema de riego debe garantizar la distribución del agua de forma uniforme por toda la finca, de manera que todas las plantas satisfagan sus necesidades de agua durante el intervalo entre riegos.

Entre los 90 y 120 días se debe regar cada siete días más o menos, con aplicaciones de dos horas. De los 120 a 140 días, tiempo en que se acerca la cosecha, se deben suspender los riegos para favorecer el secado de los bulbos. Suspensión de riegos en el cultivo de ajo tres semanas antes de la cosecha Es sumamente importante suspender los riegos tres semanas antes de iniciar la cosecha, con el fin de prevenir la decoloración y ruptura de las túnicas del bulbo.

Un exceso de humedad cuando se aproxima la cosecha, favorece la pudrición de la cutícula externa que recubre el bulbo, provocando que éste se abra y pierda valor comercial. El rendimiento y la calidad del ajo  dependerá de la aplicación del agua de riego (el volumen de agua aplicado y el método de aplicación) y también del espaciamiento entre plantas.

You might be interested:  Porque Me Sale Flujo Blanco Cuando Tengo Relaciones?

Con espaciamientos muy amplios se puede lograr un máximo crecimiento y desarrollo de plantas individuales, pero el rendimiento por unidad de superficie se reduce. Con espaciamientos estrechos los rendimientos por hectárea son mayores, pero la calidad del producto es inferior. En Que Fecha Se Siembra El Ajo En Chile Imagen 2. Detalle de plantas de ajo mostrando bulbos completos antes de cosecha Suelo, pH y respuesta a la salinidad El ajo se adapta a un amplio rango de texturas de suelo. Sin embargo, se desarrolla mejor en suelos francos ligeramente arenosos. Es importante que los suelos tengan un buen drenaje debido a que los suelos con texturas pesadas dificultan el desarrollo del bulbo y ocasionan su deformación.

El sabor y el olor del ajo  son parámetros de calidad relacionados de manera directa con la disponibilidad nutricional (azufre, calcio, nitrógeno, selenio…), con el ambiente, con la temperatura y con el estrés hídrico al que se someta el cultivo.

Es moderadamente tolerante a pH ácido (6. 8 a 5. 5). En cuanto a la respuesta a la salinidad, se le considera semi-tolerante a sales del suelo (3. 9 dS/m). Requerimiento climático El ajo es un cultivo de invierno que puede iniciar su desarrollo en el otoño ó muy temprano en primavera al prevalecer temperaturas entre 13 y 24 °C (55 a 75 °F) como rango óptimo, 7 °C (45 °F) como mínimo y 30 °C (86 °F) como máxima.

Si los dientes de ajo ó plantas jóvenes han sido expuestos a temperaturas de 0 a 10 °C (32 a 50 °F) por uno ó dos meses la formación de bulbos se acelera. Cuando no ha ocurrido una exposición a temperaturas de menos 20 °C (68 °F) la formación de bulbos puede no ocurrir aún en días largos.

En general, el rendimiento de  cultivos como el ajo o la cebolla , depende de la relación entre su velocidad de crecimiento y desarrollo y de variables ambientales como: la temperatura, la duración del día o la disponibilidad de agua y nutrientes. El rendimiento del cultivo depende directamente de la cantidad de luz absorbida por sus hojas durante la producción, la eficiencia con la que la luz absorbida se convierte en sacarosa mediante la fotosíntesis y pasa a formar parte del bulbo, las pérdidas de peso debidas a la respiración y el marchitamiento una vez que se han producido los procesos fotosintéticos, y del agua y nutrientes absorbidos. En Que Fecha Se Siembra El Ajo En Chile Imagen 3. Cosecha de ajo (enchorizado) Proain Tecnología Agrícola dedicado al monitoreo en la producción agrícola, te presenta las herramientas que puedes utilizar en la producción de ajo y obtener el mayor rendimiento y calidad de tu cultivo. TENSIOMETRO SR 30 CM 212 MEDIDORES DE HUMEDAD DEL SUELO Bibliografía InfoRural. (25 de Abril de 2017). InfoRural. Obtenido de https://www. inforural. com. mx/aumenta-produccion-ajo-hecho-mexico-28-9-ciento-2016/ Manuel Reveles Hernández, R. (Diciembre de 2009). Libro técnico No. 11 “Tecnología para cultivar ajo en Zacatecas”. Calera, Zacatecas, Mexico.

¿Cuántos ajos salen de una planta?

Dientes de ajo por planta – Así como lo de la cabeza de ajos está muy claro, en el caso de los dientes es más complicado dar un número exacto, pero sí aproximado. En el caso del ajo corriente Allium sativum , la cabeza o bulbo se compone de una capa exterior de dientes o bulbillos más voluminosos, y una interior en la que son más pequeños y con formas alargadas o aplastadas.

  • Generalmente, se suele hablar de dos tipos de ajos según la forma del bulbo y el número de dientes, entre otras cosas: el ajo común y el ajo noble;
  • El ajo común suele tener más de 15 dientes y bulbo de forma irregular, mientras que el noble normalmente no llega a tantos y el bulbo es de forma regular;

Se podría decir entonces que en promedio, una planta de ajo suele dar entre 10 y 15 dientes , a veces un poco más. En el caso del ajo elefante , otra especie diferente de ajo (gigante), cuyos dientes y bulbos son de mucho mayor tamaño que los normales, cada planta suele dar entre 1 y 3 dientes, a veces 4.

¿Que se puede plantar en marzo en Chile?

Ahora es momento de cambiar de temporada… Para los que están aquí en el Hemisferio Sur deben seguir nuestro calendario y para los que están en el Norte, recuerden ir a lo que dijimos en septiembre… TAREAS MARZO:

  1. Si vas a comenzar comprando semillas… ¡SIEMPRE! adquirir semillas que sean orgánicas. Nosotros ya tenemos en nuestra tienda online ya que somos parte de Cooperativa Semillas Austral, en donde junto a un grupo de Cuidadores vamos cuidando por generaciones semillas ancestrales para darle vida al planeta.
  2. Te recomendamos hacer un esquema de tu espacio y planificar tus cultivos. Esto lo enseñamos en nuestro taller personalizado online en donde les enseñamos a planificar y aprovechar al máximo el espacio que tienen en su metro cuadrado, independientemente del tamaño que este tenga.
  3. Siempre poner flores para atraer a los polinizadores y hierbas aromáticas que además colaborarán para repeler a las plagas. De esta manera junto a las hortalizas plantadas se protegerán de manera comunitaria para crecer de la forma más óptima. Vieron el video que publicamos hace algunos pocos días de la Capuchina? Impresionante!!!
  4. Muchas de las plantas de tu huerta comenzarán a secarse para que le den la bienvenida a otro cultivo. Revisen la rotación de cultivo para generar beneficios entre cada uno de ellos.
  5. Aporta compost, bokashi y humus a tus maceteros y camas de cultivo. Necesitamos nutrir la tierra para recibir a los nuevos cultivos, recuerda aportar con cáscaras de huevo y té de plátano de tu basura orgánica! Es gratis y un gran aporte para la nutrición de tu huerta.
  6. Si ya quieres comenzar a sembrar, nuestra sugerencia es plantar de forma DIRECTA todas las hortalizas de raíces (zanahorias – rabanitos – nabos – cebollines – cebollas – papas y puerros).
  7. Muchas de las hortalizas que están en la huerta ya han florecido. Eso quiere decir que están finalizando sus ciclos para dejarnos sus semillas. Recuerda dejar por lo menos 1 planta de cada variedad para recolectar sus semillas.
  8. Para realizar almácigos, recuerden que estamos dictando talleres de almácigos para ayudarlos de forma eficiente en ese proceso que a veces puede ser demasiado frustrante… pero es posible!!

Los animamos a avanzar con sus cultivos y a prepararse para esta nueva temporada que se avecina!! En Que Fecha Se Siembra El Ajo En Chile En Que Fecha Se Siembra El Ajo En Chile.

¿Cuál es el mejor abono para los ajos?

¿Qué tipo de tierra necesita el ajo?

Prefiere los suelos ricos en materia orgánica, ligeros y fértiles, con un pH que oscile entre 6 y 7. El abonado del ajo depende del lugar que éste ocupe en la alternativa, y por tanto del abonado efectuado en el cultivo precedente.

¿Cómo sembrar ajo en la tierra?

Para plantar los dientes basta con enterrarlos unos 2-3 cm y taparlos con tierra sin apisonar. A su vez, los sembramos a una distancia de 10 a 15 cm entre ellos. Una vez enterrados se les da un primer riego suave y a partir de ese momento, suelen tardar unas 2 semanas sólo en germinar.

¿Que se puede plantar junto al ajo?

CULTIVOS QUE BENEFICIAN A LOS AJOS Plantarlo junto a la manzanilla ayudará a mejorar su sabor. La ruda ayudará a repeler a los gusanos del ajo y debemos evitar plantar cerca de los ajos a los frijoles, salvia, guisantes y perejil porque obstaculizan el crecimiento de estas plantas.

You might be interested:  Para Qué Sirve El Té De Perejil?

¿Cuándo se siembra la cebolla en Chile?

La cebolla (Allium cepa), perteneciente a la familia Alliaceae, es originaria de las zonas montañosas de Turquía, Irán, Afganistán y Pakistán. Su diseminación ocurrió hace muchos siglos, existiendo evidencias de su cultivo en zonas aledañas 3. 200 años a.

Se adapta bien desde zonas templadas a cálidas. Actualmente se producen 65 millones de toneladas a nivel mundial, siendo China el país con mayor superficie con un millón de hectáreas aproximadamente. Los principales países importadores de cebolla son Rusia, Estados Unidos, Malasia y el Reino Unido, en tanto que los principales exportadores son India, Holanda y China.

La cebolla es una de las hortalizas que tradicionalmente Chile exporta, existiendo una fluctuación anual, tanto en los volúmenes exportados, como en el precio; en tal sentido, se observa una tendencia notoria al alza en el valor de la tonelada exportada.

  1. Los principales destinos de nuestras exportaciones son el Reino Unido, Estados Unidos, Brasil, Holanda, España y Bélgica;
  2. Características y Propiedades de la Planta La cebolla es una planta bianual, cuya fase vegetativa o de producción de bulbos transcurre el primer año, mientras que la fase reproductiva o de producción de semillas lo hace en el segundo año;

Entre las dos fases, vegetativa y reproductiva, se encuentra el período de receso (otoño-invierno), momento en que se comercializan los bulbos. Una característica relevante a considerar para su cultivo es que sus raíces son muy poco ramificadas, pues no tienen pelos radicales y alcanzan su mayor volumen en los primeros 15 cm de suelo.

Esto determina que su sistema radical sea muy poco eficiente y requiera un manejo cuidadoso del riego y fertilización. Responde tanto al fotoperíodo como a la temperatura, para la formación del bulbo. En esencia, la cebolla es una planta de día largo, es decir, que el bulbo se forma cuando se supera una cantidad de horas de luz al día que varían con cada cultivar.

Para la inducción del bulbo requiere de temperaturas bajo 10ºC, pero para su formación y crecimiento necesita que ésta vaya subiendo hasta alcanzar los 25ºC. Si las plantas están poco desarrolladas cuando esto ocurre, se van a producir bulbos pequeños, lo que sucede cuando se retrasa la fecha de plantación.

Por otra parte, si se cuenta con el fotoperíodo adecuado, pero no se tiene la temperatura suficiente, la planta va a tender a producir tallo floral anticipadamente, viéndose afectado el crecimiento del bulbo; esto sucede cuando se planta muy tempranamente (fechas adecuadas para la zona norte) en la zona centro-sur.

A pesar de su bajo valor nutritivo, la cebolla es muy preciada como condimento y por sus propiedades terapéuticas para prevenir el cáncer estomacal y problemas cardiovasculares, aspectos que han sido comprobados científicamente. Requerimientos y Cultivo Se adapta a una gran gama de suelos, desde aquellos con un considerable contenido de arena, hasta suelos muy pesados, incluso de aptitud arrocera.

Sin embargo, el mejor rendimiento se logra con un suelo de tipo franco arcilloso, con buen contenido de materia orgánica y pH cercano a la neutralidad (6,5-7,5). Debido a su enraizamiento tan superficial, requiere de suelos con una buena retención de humedad, pero buen drenaje y de una profundidad mínima de 50 cm.

La semilla es capaz de germinar en un amplio rango de temperatura (5 a 25ºC). Es una especie tolerante a heladas, presentando daño cuando la temperatura desciende a -6ºC. Plantación Bajo las condiciones agroclimáticas de la zona centro sur es aconsejable establecer el cultivo por medio de almácigo y trasplante.

  • El almácigo puede hacerse directamente en el suelo, sembrando en mesas de 1 m de ancho con hileras;
  • transversales, separadas a 8-10 cm, que permitan efectuar controles de malezas manuales en forma más eficiente y también que las plantas se desarrollen más adecuadamente;

La dosis de semilla recomendada, para lograr una buena población de plantas, es de 10 g/m2. Los requerimientos de almácigo para plantar 1 ha de cebolla son aproximadamente 300 m2. Actualmente se está usando también la siembra en bandejas o “speedlings”, con lo que se puede obtener una planta de mayor calidad, aunque de mayor costo.

Una vez que las plantas han alcanzado un estado de 3-4 hojas, 15 cm de altura y un grosor de 0,8 cm, están listas para ser trasplantadas. Es muy significativo el tamaño adecuado de la planta en el resultado final del cultivo.

Las plantas se distribuyen en un sistema de doble hilera sobre camellones separados a 50 cm. Sobre la hilera, éstas van distanciadas a 10 cm, dando una población de 400. 000 plantas/ha. Fertilización Debido a las características de su raíz, anteriormente mencionadas, necesita altas concentraciones de fertilizante en la solución suelo para dirigir la difusión hacia la superficie radical, a una tasa suficiente que satisfaga la demanda potencial.

Se debe tener en cuenta que la planta de cebolla aprovecha sólo entre un 30 y 40% de lo aplicado. Respecto de la fertilización fosfatada y potásica, existen pocos antecedentes en Chile, pero ensayos exploratorios indican que existe respuesta hasta 90 kg/ha de P2O5.

En cuanto al potasio, indicaciones generales señalan que cuando el análisis de suelo muestre valores bajo 100 ppm, debiera aplicarse una dosis de 100-150 kg/ ha de K2O, considerando una efi ciencia de 50-60% para los fertilizantes potásicos. En el caso del nitrógeno (N), la cebolla es uno de los cultivos más difíciles de satisfacer en forma efi ciente; las dosis que deben aplicarse para lograr un alto rendimiento dejan una considerable cantidad de N residual en el suelo a la cosecha.

Tanto la población de plantas como el tamaño de éstas disminuye si se aplica una alta dosis de N al comienzo del cultivo, por lo que es necesario parcializar. Debe aplicarse un 30% en pre-plantación, un 30% 40 días después del trasplante y el 40 % restante, 20 días después.

Control de malezas La cebolla es un cultivo mal competidor, por lo que las malezas la afectan en cualquier estado de desarrollo, ocasionándole daño económico. Es fundamental identificar las malezas presentes para definir la estrategia de control a seguir.

Existe una serie de herbicidas que pueden ser utilizados en un cultivo de cebollas, pero no todos controlan con la misma eficiencia todas las especies de malezas. Además, también es importante considerar las características del suelo y disponibilidad de agua, para definir no sólo el producto a usar, sino también las dosis que se emplearán.

En general, se utilizan herbicidas residuales o suelo-activos, que se aplican aproximadamente 20 días después de plantación, una vez que la planta ha retomado su crecimiento. Es una condición esencial que el suelo tenga sobre 2% de materia orgánica, para que los productos sean retenidos en la superficie y no se lixivien en profundidad, haciéndose inefectivos.

Riego La cebolla necesita riegos frecuentes y ligeros. Se debe regar cuando el cultivo ha agotado alrededor del 25% del agua disponible en los primeros 30 cm de suelo. Ante cualquier déficit de humedad, la tasa de crecimiento baja notoriamente.

Lo habitual es regar cada 3 a 5 días, dependiendo del tipo de suelo y las condiciones climáticas. El mantener una humedad uniforme en el suelo reduce la incidencia de bulbos dobles. El sistema de riego más usado es por surcos, y se debe aplicar de forma que el agua no llegue al cuello de las plantas.

You might be interested:  Que Es El Te Blanco?

Es recomendable el riego por goteo o por cintas, sobre todo en condiciones de escasez de agua. Se debe suspender el riego 15 a 20 días antes de cosecha, para promover la madurez y buen secado de los bulbos.

Cosecha La planta que alcanza la madurez de cosecha se distingue porque se dobla el follaje a nivel del cuello en forma natural. Cuando se visualizan las primeras plantas dobladas se debe suspender el riego. La cosecha se inicia cuando el 70-80% de las plantas se han doblado.

  1. Los bulbos se deben soltar cuidadosamente del suelo evitando dañarlos;
  2. Una vez que se han sacado del suelo, debe procederse al curado, ya sea en el campo o en patios adaptados para ello;
  3. La condición esencial para un buen curado, es que el lugar esté seco y que tampoco exista riesgo de lluvias en ese período;

Hay que evitar los golpes de sol, por lo que se recomienda cubrir los bulbos con el follaje durante este proceso, que dura 7 a 10 días, dependiendo del clima. Se pueden hacer pilas con el follaje hacia fuera, o hilerar los bulbos en el surco cubriéndose con el follaje del bulbo vecino.

  • Durante este proceso se pierde un 5% de humedad, se secan las 3-4 catáfilas o capas externas del bulbo y se logra su color definitivo;
  • Posteriormente al curado, y antes de almacenar los bulbos o de comercializarlos si se hace de inmediato, se les prepara con una labor que se denomina faenado;

Ésta consiste en cortar el falso tallo, dejándolo de 2 cm, eliminar las raíces, retirar catáfilas sucias y dañadas, y clasificar por tamaño. La vida útil de las distintas variedades en almacenaje varía desde 1 mes hasta 8-10 meses. Los períodos de guarda descritos para cada variedad, se cumplen siempre y cuando las condiciones de almacenaje sean óptimas y el curado se haya realizado correctamente.

  1. Las condiciones óptimas de almacenaje son 0ºC de temperatura y una humedad relativa de 60%;
  2. Esto se logra bajo condiciones controladas, lo que no es frecuente de encontrar en Chile;
  3. Lo habitual es contar con una bodega, que debiera ser bien ventilada y seca, lo que permitiría lograr un almacenaje suficientemente prolongado para llegar hasta el invierno con un adecuado porcentaje de bulbos sanos y sin brotar;

Variedades Existe una gran cantidad de variedades que se adaptan a diferentes condiciones climáticas. Desde hace años que se introducen variedades mejoradas al país, pero en su mayoría han fracasado o han sido descontinuadas por las empresas productoras, debido a la gran sensibilidad del cultivo al ambiente.

  • Esto ha determinado que sea más adecuada la selección de las variedades que por años se han cultivado en las diferentes regiones del país;
  • Las variedades se clasifican de acuerdo al requerimiento del fotoperíodo mínimo para que se forme el bulbo, obteniéndose tres grupos: • Tempranas (10-11 horas luz), cuya representante más tradicional es la Calderana o Copiapina que se cultiva en el norte;

• Intermedias (12-13 horas luz), representada por la Torontina o Pascuina que se cultiva en la zona centro-norte. • Tardías o de guarda (mayor a 14 horas luz), que es la más cultivada a lo largo del país y corresponde mayoritariamente al tipo Valenciana.

  1. Cada grupo se siembra en diferente época, de acuerdo a sus requerimientos y zona de cultivo;
  2. Por ejemplo, las tempranas se siembran (almácigo) entre el 15 de enero y el 15 de febrero, para cosecharse en octubre, siempre que sea en la zona norte;

En la zona centro-sur, emitirán tallo floral anticipadamente si se siembran en esa fecha, no lográndose el objetivo de cosecha temprana. Lo mismo ocurre con las intermedias, que en la zona centro-norte se siembran entre fines de marzo y comienzos de mayo.

Lo más adecuado para la zona centro-sur son las variedades de guarda, cuyo almácigo se siembra entre junio y julio. En el valle regado de la zona centro sur de Chile, es habitual que las variedades de cebolla de guarda que se comercializan en el país, inicien el proceso de maduración, preferentemente, en marzo.

Esto conlleva a que una gran proporción de bulbos no logre madurar adecuadamente, viéndose afectada su capacidad de guarda y, por ende, su comercialización. Esta situación llevó a la búsqueda de una variedad de cebolla de guarda precoz, que pudiera lograr su maduración durante febrero y que mantuviera las características de rendimiento y calidad de los cultivares comerciales de cebolla tipo Valenciana.

  • Como resultado de este programa de mejoramiento, se obtuvo una variedad de cebolla de guarda tipo Valenciana, de maduración temprana, bulbo de tamaño medio, esférico, color dorado y resistente a la brotación en almacenaje;

Ésta fue inscrita con el nombre de ‘Valinia INIA’ en enero de 2010. Fuente: Portal Frutícola.

¿Qué tierra es buena para sembrar ajos?

Sembrar ajos: cuándo y cómo – El ajo es un alimento con alto valor nutritivo, pocas calorías y rico en vitamina C, B6 y manganeso. Además, mejora la circulación de la sangre, es bueno para el hígado y para los resfriados. A todos estos beneficios se le suma que, es un alimento fácil de cultivar y de cuidar: Cuándo plantar ajos Para empezar, debes saber que el ajo en España se suele plantar desde noviembre hasta enero, aunque esto depende del clima.

Esta planta necesita frío para crecer, pero hay que tener cuidado con las heladas que pueden echarte a perder la cosecha. Tienes que tener en cuenta que hasta la cuarta semana los brotes no empezarán a sobresalir, y que será en primavera cuando su desarrollo se acelere.

A mediados de primavera tendrás que anudar los tallos y cuando veas que tres cuartas partes del follaje amarillean, será el momento de cosecharlos. En este sentido, es muy importante recolectar los ajos antes de agosto ya que la planta no aguanta bien los meses secos y el calor excesivo.

  • Cómo plantar ajos El suelo o la tierra donde plantemos los ajos tiene que ser ligero y estar bien abonado y drenado;
  • Además, no se debe regar en exceso ya que es una planta de secano, muy sensible a la humedad y un exceso de esta puede echar a perder tu siembra;

Por eso lo mejor es que la planta esté siempre bajo el sol. Lo más fácil es plantar directamente dientes de ajo en surcos de unos 3 cm de profundidad, y separados 15 cm uno de otros. De cada diente saldrá una cabeza de ajo entera. Una vez estén colocados, tienes que echar la tierra por encima de los ajos para cubrir los surcos y luego apretar ligeramente la tierra sin compactarla en exceso. .

¿Qué tipo de tierra necesita el ajo?

Prefiere los suelos ricos en materia orgánica, ligeros y fértiles, con un pH que oscile entre 6 y 7. El abonado del ajo depende del lugar que éste ocupe en la alternativa, y por tanto del abonado efectuado en el cultivo precedente.

¿Que se puede plantar junto al ajo?

CULTIVOS QUE BENEFICIAN A LOS AJOS Plantarlo junto a la manzanilla ayudará a mejorar su sabor. La ruda ayudará a repeler a los gusanos del ajo y debemos evitar plantar cerca de los ajos a los frijoles, salvia, guisantes y perejil porque obstaculizan el crecimiento de estas plantas.