Que Pasa Con Los Votos En Blanco En Chile?

Que Pasa Con Los Votos En Blanco En Chile
De acuerdo con el artículo 9 del Acto Legislativo 01 de 2009, ‘Deberá repetirse por una sola vez la votación para elegir miembros de una corporación pública, gobernador, alcalde o la primera vuelta en las elecciones presidenciales, cuando del total de los votos válidos, los votos en blanco constituyan la mayoría.

¿Qué es el voto en blanco de la elección presidencial de Chile de 1989?

Voto en blanco de la elección presidencial de Chile de 1989. El voto nulo en Chile es un tipo de voto dentro de un proceso electoral en el cual, por distintas razones estipuladas en la Ley 18700 habla sobre Votaciones Populares y Escrutinios, se consigue acreditar su nulidad oficialmente en el escrutinio o recuento de votos.

¿Qué es el voto en blanco?

En Colombia, en el año 2011, la sentencia C-490 de la Corte Constitucional determinó que el voto en blanco es ‘una expresión política de disentimiento, abstención o inconformidad, con efectos políticos constituye una valiosa expresión del disenso a través del cual se promueve la protección de la libertad del elector.

¿Qué es el voto nulo en Chile?

El voto nulo en Chile es un tipo de voto dentro de un proceso electoral en el cual, por distintas razones estipuladas en la Ley 18700 habla sobre Votaciones Populares y Escrutinios, se consigue acreditar su nulidad oficialmente en el escrutinio o recuento de votos.

You might be interested:  Té Blanco Y Menta Para Que Sirve?

¿Por qué los votos en blanco se suman a las mayorías?

El mito – Hay un mito de que los votos en blanco se suman a las mayorías, déjeme decirle que es falso. Contradiciendo la creencia popular, en los procesos eleccionarios en Chile, los votos en blanco y los votos nulos no se agregan a la mayoría ni nunca se ha hecho.

  • Es un mito tal cual, y se funda en el reciente periodo oscuro de nuestra historia, en ese donde no existían elecciones, donde no existía un padrón electoral, y donde no existía un Servicio Electoral independiente;

En efecto, el 11 de septiembre de 1980, con Junta de Gobierno y todo, se realizó el plebiscito para la aprobación o rechazo de la Constitución de 1980. Ese acto “eleccionario” fue normado por el Decreto Ley 3465 de 1980 que establecía, entre otras cosas, lo siguiente: “Las cédulas que aparecieran en blanco, sin la señal que hubiere podido hacer el votante, serán escrutadas en favor de la preferencia ‘SI'”.

Tal situación en tal época no reviste mayor sorpresa. Los votos en blanco debían ser sumados a la opción aprobatoria, y no a la que resultara ser mayoritaria. La opción SÍ venció, lo que dio origen a la confusión y al mito posterior.

De ahí en adelante se cree equivocadamente que los votos en blanco se suman a la mayoría y que por cierto ese voto en blanco termina siendo útil, es decir, tiene alguna relevancia como voto válidamente emitido.