Es Normal Que Una Embarazada Bote Flujo Blanco?

Es Normal Que Una Embarazada Bote Flujo Blanco
Leucorrea es el término con el que se denomina al flujo vaginal que se genera durante el embarazo y que, cuando es normal, tiene un color blanquecino o ligeramente amarillento, es inodoro y de textura viscosa. Su función es la de asegurar la limpieza de la vagina evitando el paso de bacterias hacia el útero, así como mantener el grado de acidez que debe haber en ella.

  • También puede aparecer después del parto y en los momentos previos cambia sus características de textura y color con la expulsión del moco cervical que anuncia la inminencia del parto;
  • En cierto modo esta secreción de flujo vaginal es como un termómetro para medir la salud de la vagina, dado que los cambios en la cantidad de flujo y el color y el olor del mismo pueden determinar la existencia de una inflamación o de una infección;

Así, una leucorrea anormal tendrá un color amarillento, desprenderá mal olor y podrían detectarse en ella restos de sangre. En algunos momentos también puede ser más abundante de lo normal. De ahí la importancia de que la mujer controle regularmente su flujo vaginal y acuda al médico cuando detecta cambios en él, especialmente si además siente picor o ardor en la vagina. Leucorrea anormal Entre las medidas higiénicas que debe adoptar la mujer durante el embarazo destacan aquellas que se refieren a las condiciones de la vagina: utilizar ropa interior de algodón que no sea ajustada, mantener la zona seca y limpia, no realizar duchas vaginales ni darse baños de burbujas, limpiarse correctamente cuando se va al baño (de adelante hacia atrás) y evitar el uso de productos perfumados en la zona. Estas medidas son necesarias para prevenir una posible infección. El cambio frecuente de ropa interior permite además controlar de forma cómoda las características de la leucorrea, de modo que se puede detectar una posible infección:

  • Aumento anormal de la cantidad de flujo : deberá acudirse al médico para que determine si éste es patológico o no. Esto es importante, ya que algunos microorganismos pueden suponer un riesgo para el transcurso del embarazo al debilitar las paredes de la bolsa amniótica. Asimismo, un aumento repentino en las proximidades de la semana 37, con un flujo de consistencia gelatinosa y posibles restos de sangre puede ser indicativo de que se adelanta el parto.
  • Color y olor : si el color es blancuzco pero presenta un olor penetrante puede ser un signo de la existencia de una candidiasis, una infección fúngica que puede contraerse a través de las relaciones sexuales o como consecuencia de una mala higiene, ya que el hongo que la produce está frecuentemente presente en las heces. Si el color es amarillo, verdoso o gris  y el olor es fuerte, puede indicar la existencia de una enfermedad de transmisión sexual, algunas de las cuales si no se tratan adecuadamente pueden causar la muerte fetal, así como daño cerebral, sordera, ceguera y bajo peso al nacer en el niño.

Cuando la leucorrea es anormal debe realizarse un análisis en el laboratorio para determinar el patógeno responsable de la infección y, de este modo definir cuál es el tratamiento indicado en cada caso. Hay que tener en cuenta que la candidiasis se combate con una higiene correcta de la zona genital y el uso de antifúngicos tópicos, pero en el caso de ciertas bacterias, como el estreptococo B, se debe realizar un tratamiento con antibióticos por vía intravenosa en el momento del parto para evitar que la infección sea transmitida al niño al pasar por el canal del parto.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc. que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios..

¿Cuándo preocuparse por el flujo en el embarazo?

Tu cuerpo – Estiramiento ante calambres en las piernas durante el embarazo Durante el segundo trimestre del embarazo, puede que experimentes cambios físicos, incluidos los siguientes:

  • Crecimiento del vientre y los senos A medida que el útero se expande para hacer espacio para el bebé, te crecerá el vientre. Los senos también continuarán aumentando progresivamente de tamaño. Necesitarás un sostén deportivo o uno que te sujete bien los senos y que tenga breteles anchos.
  • Contracciones de Braxton Hicks Puede que sientas unas contracciones leves e irregulares, como una ligera opresión en el abdomen. Es más probable que se manifiesten por la tarde o por la noche, o después de que hagas actividad física o tengas relaciones sexuales. Comunícate con el proveedor de atención médica si las contracciones se vuelven regulares y cada vez más intensas, ya que podría ser un signo de parto prematuro.
  • Cambios en la piel Los cambios hormonales durante el embarazo estimulan el aumento de las células portadoras de pigmento (melanina) en la piel. Por esta razón, podrías notar que te aparecen manchas marrones en la cara (melasma). También puedes ver una línea oscura en el abdomen (linea nigra). Estos cambios en la piel son comunes y generalmente se desvanecen después del parto. Sin embargo, la exposición al sol puede agravar el problema.
  • Problemas nasales Durante el embarazo, aumentan los niveles hormonales y el cuerpo produce más sangre. Por esta razón, las membranas mucosas pueden hincharse y sangrar con facilidad, lo que provoca congestión y hemorragias nasales. Puedes aliviar la congestión con gotas de solución salina o con un enjuague salino. Además, bebe mucho líquido, usa un humidificador y aplícate vaselina en los bordes de las fosas nasales para que la piel esté humectada.
  • Problemas dentales Debido al embarazo, las encías pueden tornarse más sensibles al uso del hilo dental y al cepillado, lo que provoca un leve sangrado. Puedes disminuir la irritación si te enjuagas con agua salada y usas un cepillo de dientes más suave. El vómito frecuente también podría afectar el esmalte de los dientes y hacerte más susceptible a las caries. Mantente al día con el cuidado dental durante el embarazo.
  • Mareos El embarazo provoca cambios en la circulación que pueden darte mareos. Si tienes mareos, bebe mucho líquido, evita estar de pie durante mucho tiempo y muévete lentamente cuando te pongas de pie o cambies de posición. Cuando te sientas mareada, acuéstate de lado.
  • Calambres en las piernas Los calambres en las piernas son comunes a medida que avanza el embarazo y suelen presentarse durante la noche. Para prevenirlos, estira los músculos de la pantorrilla antes de acostarte, mantén el cuerpo activo y bebe mucho líquido. Elige calzado cómodo, práctico y que tenga buena sujeción. Si tienes un calambre en la pierna, estira el músculo de la pantorrilla del lado afectado.
    • Cuando estés al aire libre, usa protector solar;
    • También puedes notar líneas marrones rojizas, negras, blancas o púrpuras a lo largo del abdomen, en los senos, en las nalgas o en los muslos (estrías);
    • Si bien no es posible prevenir las estrías, al final la mayoría se desvanece en intensidad;

    También puedes darte una ducha o un baño caliente, o hacerte masajes con hielo.

  • Flujo vaginal Podrías notar una secreción vaginal pegajosa, transparente o blanca, lo cual es normal. Comunícate con el proveedor de atención médica si el flujo tiene un olor fuerte, un color inusual o si está acompañado de dolor, malestar o picazón en el área vaginal. Esto podría indicar una infección vaginal.
  • Infecciones de las vías urinarias Estas infecciones son comunes durante el embarazo. Comunícate con el proveedor de atención médica si tienes muchas ganas de orinar y no puedes esperar, dolor punzante al orinar, orina turbia o con olor fuerte, o si tienes fiebre o dolor de espalda. Si no se tratan, las infecciones de las vías urinarias pueden llegar a ser graves y provocar una infección renal.

¿Qué tipos de flujos hay en el embarazo?

¿Qué cantidad de flujo es normal en el embarazo?

El aumento natural del flujo en el embarazo – Al quedarse embarazadas, una de las dudas más habituales que tienen las mujeres es si se sigue expulsando flujo a lo largo del embarazo. La respuesta es sí. De hecho, normalmente la cantidad de flujo en el embarazo aumenta debido a la mayor hormonación que las mujeres atraviesan durante la gestación.

El flujo en el embarazo es totalmente necesario , ya que gracias a este fluido se conforma lo que se llama tapón mucoso. El tapón mucoso es una barrera que se forma en la abertura del útero con el fin de proteger al feto de posibles infecciones.

Este tapón mucoso acompaña a la mujer durante su embarazo, y se suele expulsar unas horas antes del momento del parto. No existe una norma sobre qué cantidad de flujo es normal. Cada embarazo es diferente, y mientras unas sienten que su flujo aumenta, otras pueden notar menos este cambio.

¿Qué flujo es peligroso en el embarazo?

¿Cómo varía el flujo vaginal en el embarazo? – El embarazo se caracteriza por cambios hormonales y estos traen consigo modificaciones en la secreción vaginal de la embarazada. Es importante conocer qué flujo vaginal es normal según el trimestre del embarazo que se encuentre y cual es objeto de revisión médica por ser patológico. Es Normal Que Una Embarazada Bote Flujo Blanco En general, la secreción vaginal durante el embarazo es clara y transparente o blanquecina con discreto olor. Su volumen se incrementa conforme evoluciona el embarazo para reducir el riesgo de infecciones vaginales y uterinas, se produce a partir de las hormonas placentarias y por la producción del tapón mucoso. En el segundo trimestre, puede aparecer un flujo asalmonado después de mantener relaciones sexuales o tras un examen ginecológico por encontrarse la zona sensible sin que esto sea patológico.

¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Aunque es importante tener en cuenta que todo flujo rosado o asalmonado durante más de 24 horas debe ser evaluado por el especialista.

A partir de las últimas semanas de embarazo, este se transforma en más pegajoso, igualmente con un olor discreto que puede ser de color asalmonado o con hilos de sangre. Se debe principalmente a la pérdida progresiva del tapón mucoso cuando el cuello uterino comienza el proceso de dilatación para el parto.

¿Qué quiere decir el flujo blanco lechoso?

El flujo fértil es delgado, claro o blanco y viscoso, muy parecido a una clara de huevo. Este tipo de flujo indica que se acerca la ovulación. El líquido cervical fértil ayuda a los espermatozoides a subir por el cuello uterino para fertilizar un óvulo. También mantiene el esperma sano durante el viaje.

¿Cuáles son las señales de alarma en el embarazo?

Dolor constante de cabeza. Dolor intenso en la boca del estómago. Sangrado o salida de líquido por la vagina, con o sin dolor. Disminución o ausencia de movimientos de tu hijo(a).

¿Cómo se debe dormir en el embarazo?

Es posible que duerma bien durante el primer trimestre. Es probable que también necesite dormir más de lo usual. Su cuerpo está trabajando arduamente para formar a un bebé. Así que se cansará fácilmente. Pero más adelante en su embarazo, le puede costar trabajo dormir bien.

  1. Su bebé está creciendo, lo cual puede hacer que sea difícil encontrar una posición cómoda para dormir;
  2. Si usted siempre ha dormido boca abajo o boca arriba, es posible que tenga problemas para acostumbrarse a dormir de lado (como los proveedores de atención médica lo recomiendan);

Además, cambiar de posición en la cama se hace más difícil a medida que usted se vuelve más grande. Otras situaciones que pueden impedirle dormir incluyen:

  • Más viajes al baño. Sus riñones están haciendo un esfuerzo mayor para filtrar la sangre adicional que su cuerpo está produciendo. Esto da como resultado más orina. Además, a medida que el bebé crece, la vejiga tiene que soportar más presión. Esto significa muchos más viajes al baño.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca. Su frecuencia cardíaca aumenta durante el embarazo para bombear más sangre. Esto puede hacer que sea más difícil dormir.
  • Dificultad para respirar. Al principio, las hormonas del embarazo pueden hacer que usted respire más profundamente. Esto podría hacerla sentir como si hiciera más esfuerzo para obtener aire. Asimismo, a medida que el bebé ocupa más espacio, puede ejercer más presión sobre el diafragma (el músculo justo debajo de los pulmones).
  • Dolores y molestias. Los dolores en las piernas o la espalda son causados en parte por el peso extra que usted está cargando.
  • Acidez gástrica. Durante el embarazo, todo el sistema digestivo se vuelve lento. El alimento permanece en el estómago y los intestinos por más tiempo. Esto puede causar acidez gástrica, que a menudo es peor por la noche. También se puede presentar estreñimiento.
  • El estrés y los sueños. Muchas mujeres embarazadas se preocupan por el bebé o respecto al hecho de convertirse en madres, lo que puede dificultarles conciliar el sueño. Los sueños vívidos y las pesadillas son comunes durante el embarazo. Soñar y preocuparse más de lo habitual es normal, pero trate de que esto no la desvele por la noche.
  • Aumento de la actividad del bebé durante la noche.

Trate de dormir de lado. Acostarse de lado con las rodillas dobladas probablemente será la posición más cómoda. Esto hace que para su corazón sea más fácil bombear, ya que impide que el bebé ejerza presión sobre la vena grande que lleva sangre de nuevo al corazón desde sus piernas.

Muchos proveedores les recomiendan a las mujeres embarazadas dormir sobre el lado izquierdo. Dormir sobre el lado izquierdo también mejora el flujo de sangre entre el corazón, el feto, el útero y los riñones.

Además, quita la presión sobre el hígado. Si su cadera izquierda siente mucha molestia, ESTÁ BIÉN cambiarse un rato al lado derecho. Es mejor no dormir boca arriba. Pruebe con el uso de almohadas por debajo del vientre o entre las piernas. Igualmente, el uso de una almohada recogida o una manta enrollada en la parte baja de la espalda puede aliviar algo de la presión. Estos consejos con seguridad mejorarán sus probabilidades de lograr una buena noche de sueño:

  • Elimine o reduzca las bebidas como gaseosas, café y té. Estas bebidas contienen cafeína y dificultan el sueño.
  • Evite beber mucho líquido o ingerir una gran comida unas horas antes de irse a la cama. Algunas mujeres descubren que les ayuda el hecho de consumir un buen desayuno y almuerzo, y luego hacer una cena más pequeña.
  • Si las náuseas la mantienen despierta, coma algunas galletas antes de irse a la cama.
  • Trate de ir a la cama y despertarse a la misma hora todos los días.
  • Evite hacer ejercicio justo antes de irse a la cama.
  • Haga algo para relajarse antes de irse a la cama. Pruebe tomando un baño tibio de 15 minutos o beber algo caliente y sin cafeína como la leche.
  • Si un calambre en la pierna la despierta, presione sus pies contra la pared o párese sobre la pierna. También puede pedirle a su proveedor una receta de medicamentos que ayuden a aliviar los calambres.
  • Tome siestas cortas durante el día para compensar el sueño perdido durante la noche.

Si el estrés o la ansiedad respecto al hecho de convertirse en madre le está impidiendo dormir bien, pruebe:

  • Tomar una clase sobre el parto para ayudarla a prepararse para los cambios en la vida más adelante.
  • Hablar con su proveedor acerca de técnicas para hacerle frente al estrés.

No tome ninguna ayuda para dormir. Esto incluye medicamentos de venta libre y productos a base de hierbas. No se recomiendan para mujeres embarazadas. No tome ningún medicamento por cualquier razón sin consultar al proveedor. Cuidado prenatal – dormir; Cuidado durante el embarazo – dormir Antony KM, Racusin DA, Aagaard K, Dildy GA.

También puede probar con un colchón tipo cartón de huevos en su lado de la cama para brindar un poco de alivio a las caderas adoloridas. El hecho de tener almohadas adicionales disponibles para apoyar su cuerpo también ayuda.

Maternal physiology. In: Landon MB, Galan HL, Jauniaux ERM, et al, eds. Gabbe’s Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 3. Balserak BI, Lee KA. Sleep and sleep disorders associated with pregnancy. In: Kryger M, Roth T, Dement WC, eds.

Principles and Practice of Sleep Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 156. Versión en inglés revisada por: LaQuita Martinez, MD, Department of Obstetrics and Gynecology, Emory Johns Creek Hospital, Alpharetta, GA.

FLUJO durante el EMBARAZO, CAMBIOS NORMALES y ANORMALES, por Ginecologa Diana Alvarez

Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A. Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc..

¿Cuándo empieza el flujo blanco en el embarazo?

12/04/2022 15:30 Actualizado a 12/04/2022 15:46 El embarazo conlleva cambios y no es fácil saber qué cambios son normales y cuáles son motivo de preocupación. Uno de los cambios que se produce cuando llega el embarazo es el del flujo vaginal, que puede variar en consistencia o espesor, frecuencia y cantidad. El flujo vaginal normal es fino, claro o blanco lechoso y de olor suave. Los cambios en el flujo vaginal pueden comenzar tan pronto como una o dos semanas después de la concepción, incluso antes de que se haya perdido el período.

A medida que avanza el embarazo, esta secreción generalmente se vuelve más evidente y es más abundante al final del embarazo. En las últimas semanas de la gestación, también puede notarse que el flujo está formado por mucosidad espesa con vetas de sangre.

Esta es una señal temprana de parto y no debe ser motivo de alarma. Cualquier cambio sustancial en el flujo vaginal hay que comunicárselo al ginecólogo Konstantin Yuganov.

¿Cuáles son las señales de alarma en el embarazo?

Dolor constante de cabeza. Dolor intenso en la boca del estómago. Sangrado o salida de líquido por la vagina, con o sin dolor. Disminución o ausencia de movimientos de tu hijo(a).

¿Cómo eliminar el flujo amarillo en el embarazo?

Flujo verdoso en el embarazo – Si surge un flujo verdoso en el embarazo, puede indicar Tricomoniasis, y suele estar acompañado de otros síntomas como pequeños sangrados vaginales, enrojecimiento en la zona genital, comezón vaginal y ardor y dolor al orinar.