Cómo hacer Germinados y Brotes

¿Has escuchado hablar de los Germinados y Brotes? ¿Te interesaría aprender cómo hacer germinados en casa? Unos germinados de lentejas por ejemplo, o de cualquier grano que tengas a mano en tu despensa. 

Como sabemos, un consumo excesivo de energía y una alimentación desbalanceada y pobre en vitaminas y minerales facilitan el desarrollo de la obesidad, alterando nuestra calidad de vida. El tejido adiposo no sólo almacena grasa, sino que también actúa como un órgano metabólicamente activo con función endocrina, secretando hormonas y moléculas pro inflamatorias que pueden llegar a deteriorar el funcionamiento biológico. 

Hoy en día por sobre todo, considerando la situación Mundial a raíz de la Pandemia, conceptos como patrones dietéticos, estilos de vida, bienestar y alimentación balanceada se hacen cada vez más presentes en la vida y pensar de las personas. Y con ello también, aumenta el interés por los componentes nutricionales de los alimentos, los cuales son fundamentales en la prevención y el manejo de enfermedades crónicas. 

Granos Germinados: ¿Qué Son?

Los granos germinados son simplemente semillas y granos enteros que empezaron a brotar. 

El grano entero ha recibido un interés generalizado en la investigación con el descubrimiento de compuestos bioactivos que pueden ejercer efectos más allá de las vitaminas, minerales y fibras dietéticas en la protección contra ciertas enfermedades resultantes de estilos de vida adversos. Y por ende, emerge el interés también de la germinación de estos granos como método para mejorar el perfil nutricional de los mismos.

A priori, este proceso ocurre ante la exposición del grano al agua, temperatura y humedad luego del cual, se activan numerosas enzimas y hormonas hidrolíticas, liberando nutrientes del germen y endospermo. 

Básicamente, la germinación altera las propiedades nutricionales y físico químicas de los granos, que a su vez, ejercen efectos importantes sobre la composición de dicho grano con el fin de apoyar el crecimiento de una planta. Estos cambios y composición dependen de distintos factores como el tipo de grano y proceso de germinación, como también de las condiciones en las cuales ocurre la germinación. 

Algunos beneficios

  • Aumento de la digestibilidad y una mejor absorción y/o asimilación por parte del organismo.
  • Ayudan a disminuir el estreñimiento.
  • En general, es bajo su aporte calórico.
  • Son ricos en polifenoles, vitaminas y minerales y por ende, tienen propiedades antioxidantes, de fortalecimiento del sistema inmune, entre otras propiedades.
  • Poseen un alto contenido de clorofila, especialmente germinados de trigo y de alfalfa.
  • Disminución de factores antinutricionales como los fitatos y por lo tanto, confieren una mayor biodisponibilidad de minerales como hierro, zinc, calcio y magnesio.
  • Reducción en el contenido de gluten.

¿Cómo hacer germinados?

Cualquier semilla de leguminosa o grano de cereal puede ser germinado. Nada más es necesario recorrer un poco la despensa y sacar un puñado de lo que tengas más a mano. Luego, lavas bien los granos o semillas seleccionadas (aproximadamente 2 cucharadas soperas) junto con un frasco de vidrio, idealmente de 1 litro de capacidad. 

  1. Poner a remojar los granos en el frasco con ½ litro de agua aprox. Cubrir con una gasa o tela y dejar reposar toda la noche (unas 10 a 12 horas) en un lugar cálido y oscuro.
  2. Al día siguiente o una vez transcurridas las 12 horas, botar el agua, enjuagar bien y dejar escurrir con el frasco en posición casi horizontal (unos 45° de inclinación) boca abajo para que termine de caer toda el agua.
  3. Puedes acomodar un poco los granos dentro del frasco de manera que queden dispuestos por todo el borde.
  4. Agrega agua y luego enjuaga de nuevo unas 2 a 3 veces al día los primeros 3 días y luego, sólo 1 vez al día. Idealmente, en el mismo espacio donde se dejó remojar.
  5. Mantener los granos bien oxigenados o podrían salir hongos.
  6. Al cuarto o quinto día ya se deberían empezar a ver los primeros brotes.
  7. Cuando ya han crecido su resto y tienen una longitud aproximada de unos 2 a 3cm, exponer un poco a la luz (no directamente al sol). Favorecerá la activación de la clorofila y aumento de la vitamina C.
  8. Una vez terminado el proceso, puedes almacenar los brotes en el refrigerador bien secos.

7 comentarios en “Cómo hacer Germinados y Brotes”

Deja un comentario