Ajo Chilote Para Que Sirve?

Ajo Chilote Para Que Sirve
Los colonizadores españoles trajeron el ajo a América. Pero solo en Chiloé evolucionó hacia lo que hoy conocemos como ajo elefante, de propiedades tan mágicas como la isla del sur de Chile. Los invito a conocer más de este producto, además de algunos ricos platos y sus maridajes con vino. El ajo pertenece a la misma familia de la cebolla, la chalota, el puerro y el cebollín.

  • El producto proviene de Asia Central y su consumo comenzó hace más de 7;
  • 000 años;
  • Hoy se utiliza en todas las cocinas del mundo;
  • ¿Cómo imaginar algunos platos italianos , franceses , alemanes , thai , indios o chinos donde el ajo no cumpla un rol protagónico? En Chile, el sofrito de ajo y cebolla (con una pizca de comino y ají de color) es la base de la  cocina , desde sopas y guisos, hasta carnes y pasteles salados;

Aunque comer ajo crudo puede ser un poco inconveniente, en especial cuando tenemos entrevistas de trabajo, es un producto altamente recomendado por sus propiedades saludables , como fuente de minerales y vitaminas. Incluso en el Antiguo Egipto se aplicaba como medicamento. Ajo Chilote Para Que Sirve Ajos chilotes y ajo blanco | CC Lin linao La planta del ajo chilote es muchísimo más grande que la común. Por eso se le llama ajo elefante. Un diente de ajo chilote tiene un tamaño similar a una chalota. La parte que consumimos son los bulbillos o dientes, los que se son de color amarillo y de textura muy cremosa. Para descubrir el ajo chilote los invito a este maravilloso archipiélago del sur de Chile, que está conformado por la llamada Isla Grande y numerosas islas pequeñas que pueden visitar fácilmente por medio de transbordadores.

Hoy los científicos confirman sus propiedades antivirales y antibacteriales. También es importante para la prevención del cáncer. Desde siglos nuestras abuelas nos hacen (o hacían) comer un diente de ajo para curar un resfrío.

Seguramente la gran razón para viajar a esta parte de Chile es su naturaleza virgen y endémica, que cautivó al mismísimo Charles Darwin. Pero me gustaría invitarlos a descubrir también las maravillas de su patrimonio cultural. El archipiélago presenta una prolífica riqueza folclórica , como su música y danzas, pero sobre todo su arquitectura religiosa. Ajo Chilote Para Que Sirve Iglesia de Tenaún. Isla Grande de Chiloé | CC Robert Gould Cuando viajen a Chiloé, tienen que probar su gastronomía regional , donde el ajo sobresale por sus sabores particulares y deliciosa textura. Hoy es tan apreciado que con frecuencia lo encontramos en los grandes mercados.

En sus numerosas localidades, entre ellas Castro, Ancud, Dalcahue y Achao, pueden visitar sus iglesias levantadas entre los siglos XVII y XIX. Construidas con madera (algunas incluso utilizan tarugos en lugar de clavos), lucen colores vibrantes y son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Es más suave y elegante que el ajo común, pero aún así tiene mucho carácter. Su maridaje con vino dependerá principalmente de la proteína principal de nuestro plato, su modo de cocción y acompañamientos. Si preparan una simple tostada con mantequilla, ajo, sal gruesa y perejil (es mi remedio favorito para el resfrío) puede ser un perfecto aperitivo o snack para abrir el apetito.

  1. Este exquisito bocadillo, tan simple y tan gourmet, lo recomiendo con un vino fresco como Casillero del Diablo Sauvignon Blanc;
  2. Pero si desean agregar un queso fresco y hierbas finas , le aportarán más peso a la preparación;

Descorchen Casillero del Diablo Rosé. Ajo Chilote Para Que Sirve Uno de mis platos favoritos, que lo preparo cuando algunos amigos tocan la puerta sin previo aviso, es linguini con ajo crudo picado, aceite de oliva y queso parmesano. Adoro esta receta con Casillero del Diablo Chardonnay. O en verano no hay nada más refrescante que la sopa provenzal pistou en base de albahaca fresca, ajo crudo y aceite de oliva. Es un maravilloso plato de terraza con Casillero del Diablo Devil’s Collection White.

Pero hoy los quiero invitar a conocer una receta muy fácil, pero al mismo tiempo deliciosa y elegante. Es un pollo con ajo chilote , que siempre sirvo con papas ( ojalá de la misma isla, donde existe más de un centenar de variedades ).

Ese toque terroso de las papas realmente me fascina con Casillero del Diablo Pinot Noir.

¿Qué beneficios tiene el ajo chilote?

Es el más grande de su tipo y en otros países se conoce como ‘ ajo elefante’, cuyo sabor es mucho más suave y que uno de sus beneficios es ser un poderoso antioxidante, que incluso los chilotes usan para prevenir el resfrío.

¿Cómo se consume el ajo chilote?

Propiedades y beneficios del ajo chilote – Las características del ajo chilote son muy parecidas a la del ajo común , aunque entre algunas de las diferencias tenemos que es de mayor tamaño, tiene un color pardo dorado y su sabor y olor son ligeramente más suaves. Ajo Chilote Para Que Sirve Ajo chilote de 1 kg Así como el ajo común, el ajo chilote posee ciertas propiedades saludables ya que es una rica fuente de minerales y vitaminas. Ya en la antigüedad muchas culturas lo utilizaban como medicamento por sus características antivirales y antibacteriales. El ajo chilote es fuente de vitamina B6, vitamina C y es bajo en calorías. Además está compuesto por substancias antioxidantes, aminoácidos, elementos minerales como potasio, calcio, manganeso y selenio.

Un buen dato a considerar, es el hecho de que el ajo se debe partir o machacar unos minutos antes de ponerlo en la comida, ya que esto va a permitir que libere la “alicina” , la cual es una de sus principales sustancias beneficiosas.

Dentro de las reconocidas propiedades curativas del ajo , estudios científicos han demostrado ciertos beneficios entre los que se encuentran el control de la hipertensión arterial, hipercolesterolemia y diabetes mellittus tipo 2. Además, el ajo chilote puede mejorar la circulación sanguínea y los problemas de colesterol.

Otras propiedades atribuidas a este alimento es la eficacia en el tratamiento contra los parásitos intestinales, infecciones urinarias y resfriado común. Como siempre es es importante acotar que a pesar de los múltiples beneficios que nos puede proveer el consumo del ajo chilote, en ningún caso es sustituto de algún tratamiento médico.

A pesar de que el ajo chilote es un poco más suave que el ajo común, para aquellas personas con algún grado de intolerancia a su consumo , siempre es recomendable sean consumidos una vez marinados o conservados en aceite. Información Nutricional Cantidades por 100 gr.

  1. Kilocalorías 149 de grasas 4;
  2. 29 % Cantidad Diaria Recomendada * Carbohidratos 33,06 g;
  3. 11 % Azúcares 1,00 g;
  4. 2 % Fibra alimentaria 2,10 g;
  5. 8 % Proteínas 6,36 g;
  6. 13 % Grasas 0,50 g;
  7. 1 % Grasas en detalle Grasas Saturadas 0,09 g;

Grasas Nono-Insat. 0,01 g. Grasas Poli-Insat. 0,25 g. Minerales Cálcio 181,00 mg. 18% Sodio 17,00 mg. 1% Potasio 401,00 mg. 20% Magnesio 25,00 mg. 7% Fóosforo 153,00 mg. 22% Zinc 1,16 mg. 12% Vitaminas Niacina 0,70 mg. 4% Tiamina 0,20 mg. 20% Riboflavina 0,11 mg. 11% Vitamina B-6 1,24 mg.

¿Cómo consumir el ajo negro chilote?

¿Cuáles son los beneficios de consumir ajo negro?

¿Qué beneficios tiene el ajo negro? – Estos son los diez beneficios principales del ajo negro en tu salud:

  1. Mejora tus defensas: Distintos estudios a lo largo del tiempo han concluido que el ajo ayuda a potenciar el sistema inmunológico. Si lo consumes, aumetarás tu número de linfocitos, disminuyendo el impacto de las infecciones.
  2. Te proporciona colágeno: El colágeno es una proteina cuya misión es mantener fuertes y elásticos los distintos tejidos de tu organismo, como las articulaciones o músculos. Consumir ajo negro te ayudará a mantener un índice mayor de esta proteina en tu cuerpo.
  3. Te protege frente a bacterias y hongos : El ajo es antifúngico, y está considerado como un alimento que puede ser útil como tratamiento complementario frente a la candidiais. Su alto índice de trisulfuro de dialilo, alicina y aojenos también también ayudan a tu cuerpo a combatir las bacterias.
  4. Puede ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer : La medicina preventiva otorga cada vez más importancia a la alimentación como vía para frenar la aparición de enfermedades. Existen algunos estudios en los que el consumo de ajo ha demostrado efectos positivos en relación a cánceres del tracto digestivo , aunque necesiten de mayor investigación para resultar concluyentes.
  5. Mejoran tu circulación reduciendo el dolor de cabeza y las migrañas : La presión arterial influye en los dolores de cabeza y migrañas. El ajo, al ser un agente dilatador, ayuda a reducir la presión arterial y con ello algunos de los dolores que provoca.
  6. Te ayuda a prevenir enfermedades de tipo cardiovascular: En línea con lo anterior, el ajo también reduce la tensión arterial y controla los niveles de colesterol. La alicina que mencionábamos anteriormente y los aójenos son los responsables
  7. Es antioxidante: Tanto el ajo blanco como el negro previenen el envejecimiento de tus células. Esto es posible gracias a sus altas cantidades de vitamina C, muy superiores en el caso del ajo negro.
  8. Hace que te sientas con más energía: El valor nutritivo del ajo es muy alto, a pesar de contar con un bajo número de calorías. Su combinación de vitaminas y su alto índice de potasio lo convierten en un alimento muy recomendado para comenzar el día con fuerza.
  9. Aporta un gran número de aminoácidos a tu organismo : El ajo no solo te ayuda a mantener un nivel alto de energía, sino también a mejorar tu estado de ánimo, gracias a la cantidad de aminoácidos que te aporta.
  10. Reduce el índice de LDL (Colesterol malo): El ajo te ayuda a regular el LDL, previniendo la obstrucción de las arterias.

¿Cómo se llama el ajo chilote?

Nombre científico : Allium ampeloprasum L. var. ampeloprasum Millán Nombres vulgares en español : ajo chilote, ajo elefante. Nombres vulgares en otros idiomas : elephant garlic, great-headed garlic (inglés), Pferdknoblauch (alemán), ail d’orient (francés), porraccio (italiano).
Ajo chilote ( A. ampeloprasum var. ampeloprasum )
   
Bulbos y escapo floral de ajo chilote
   
Organo de consumo de ajo chilote al momento de cosecha

.

¿Cuánto cuesta el kilo de ajo chilote?

$6000 el kilo. Envios a todo chile via Starken desde Calbuco.

¿Cómo usar el ajo en el sexo?

Lo afirma un estudioso napolitano, quien próximamente publicará un libro dedicado a las excelencias del preciado bulbo – 31/07/2014 Actualizado a las 17:09h. « Contra la impotencia , usad el ajo. Yo tengo 75 años, me encuentro muy bien y funciono estupendamente».

Así de rotundo se muestra el napolitano Antonio De Toma , que lleva una vida estudiando diversas plantas y en particular el ajo. De las propiedades terapéuticas del ajo se sabe todo, o casi todo, desde tiempo inmemorial.

El historiador griego Erodoto (484-425 a. ), considerado «el padre de la historia», cuenta que los faraones se lo proporcionaban a los esclavos empeñados en la construcción de las pirámides para fortalecerlos. Continuamente surgen aportaciones o novedades sobre las excelencias del preciado bulbo.

You might be interested:  Para Que Sirve La Vela De Ajo?

La última receta la proporciona un estudioso napolitano, Antonio De Toma, de 75 años, quien próximamente publicará un libro enteramente dedicado al ajo. Lleva una vida viajando por el mundo en búsqueda de plantas raras y ha dedicado medio siglo al estudio de los productos naturales (fruta y verdura).

En particular, Antonio De Toma ha empleado también 25 años para estudiar las cualidades del ajo , revindicando la paternidad de estudios sobre las propiedades afrodisíacas del ajo , aspecto éste que diversos medios informativos se han encargado ya de airear.

  • En declaraciones al periódico de su ciudad de Nápoles, « Il Mattino », Antonio De Toma lo deja muy claro: «La BBC y los ingleses han hecho algún documental como si ellos hubieran descubierto América;
  • Yo he sido el primero, y lo reivindico, en afirmar las propiedades afrodisíacas del ajo;

Basta con tomar un diente de ajo, o dos, durante al menos un mes y 12-24 horas antes de tener una relación sexual. Mucho mejor que el Viagra …». Se dirá que están por ver los beneficios del ajo para las prestaciones sexuales. De lo que no hay duda es que al ingerir oralmente un diente de ajo la halitosis está asegurada..

¿Cómo aumentar la testosterona con ajo?

Ajo – ajo ajo / pexels El ajo actúa como una viagra natural. Según una investigación de la Albany College of Pharmacy (Estados Unidos), los sujetos de este estudio que comieron ajo mejoraron su presión arterial y su producción de óxido nítrico (NO). Parece ser que la combinación de ajo y vitamina C triplica los niveles de NO.

¿Quién no puede tomar ajo negro?

6) Prevención contra algunos tipos de cáncer – Por último, la portavoz de Addinma, especifica que, aunque aún es pronto para sacar conclusiones y los estudios se han realizado principalmente con animales, “parece que la compleja y completa composición del ajo modula la actividad de ciertas enzimas oxidativas y repara el ADN previniendo el daño cromosómico, por lo que podría prevenir algunos tipos de cánceres como el de colon , mama o el gástrico “.

Aunque el ajo negro tiene muchos beneficios, Escalada recuerda que las personas intolerantes al ajo blanco también lo son al negro, y que debe evitarse su consumo en aquellas personas que tengan problemas de coagulación o que vayan a pasar por quirófano.

Además, puede interaccionar con determinados medicamentos, fundamentalmente anticoagulantes, como la heparina o la warfarina porque aumenta la acción de estos fármacos y puede favorecer la aparición de hemorragias, según León. “En el caso de preparados a base de ajo blanco o negro, es decir, productos de fitoterapia con concentrado de ajo o de sus componentes , tampoco están indicados en mujeres embarazadas o en lactancia ya que se le atribuyen efectos abortivos, desórdenes del ciclo menstrual y alteración del sabor y el olor de la leche materna, por lo que los lactantes la podrían llegar a rechazarla.

¿Qué pasa si como ajo negro todos los días?

Beneficios y propiedades – Según el doctor Matsuura de la Universidad de Illinois el ajo negro es 10 veces más antioxidante que el ajo común. El ajo negro atesora más de 100 compuestos fitoquímicos. Y una de las principales razones de su actividad es su capacidad precursora de la alicina.

En el ajo negro, los compuestos picantes del ajo se transforman de forma natural en S-alil-cisteína y S-alil-mercapto-cisteína que tienen efectos protectores contra la inflamación, la enfermedad cardiovascular y el cáncer (los componentes del ajo negro estimulan el sistema inmunológico corporal incrementando el número de macrófagos y linfocitos, los cuales destruyen las células cancerígenas).

>Es un fuente rica en antioxidantes naturales , mejora el sistema inmunológico y proporciona una gran cantidad de energía. Ayuda a acelerar el metabolismo y a mejorar la circulación sanguínea, además de eliminar muchos de los parásitos que provocan molestias intestinales.

  1. También es antiséptico, antibiótico, diurético, digestivo y expectorante;
  2. >Regula la presión arterial por su efecto hipotensor, por lo que es recomendable para personas con presión alta;
  3. > Limpia los riñones y es un protector de las arterias ya que evita su calcificación;

> Regula el azúcar en sangre , por lo que es ideal para diabéticos. >Ayuda al sistema inmunológico y aumenta nuestras defensas. > Disminuye el colesterol malo (LDL) y el nivel de lípidos en sangre. >Es un antibiótico natural. >Es diurético. > Expectorante. Ayuda en problemas respiratorios como el asma.

>Mejora la actividad de la próstata. >Es energizante y vigorizante. >Es un buen sedante del sistema nervioso por su alto contenido en azufre y fósforo, por lo que es bueno para combatir la ansiedad y la depresión.

Relacionadas.

¿Cuál es la diferencia entre el ajo normal y el ajo negro?

El ajo negro es el resultado de un proceso de elaboración y maduración exclusivo que consigue que todo lo que era un gajo blanco, se convierta en un jugoso gajo negro en donde la fructosa juega el papel de dulcificar el producto.

¿Cuál es el mejor tipo de ajo?

En el mundo existen decenas de tipos de ajo. De todos ellos el ajo morado es posiblemente el más suave y el que más propiedades curativas tiene. Y es que muchos de los beneficios medicinales que tradicionalmente se han atribuido a esta planta han sido refrendados por la ciencia moderna.

¿Cuándo es mejor tomar el ajo negro?

Lo más apropiado es comer el ajo morado o el ajo negro de Las Pedroñeras en ayunas y antes de las comidas, una media hora antes ya que prepara el sistema digestivo para tener una buena digestión, regula el azúcar en la sangre como ya hemos visto y además hace que nos sintamos más saciados por la comida.

¿Qué diferencia hay entre el ajo chino y el normal?

Diferencias significativas – El bueno, el producto de calidad, elemento imprescindible en la dieta mediterránea, se caracteriza por su piel exterior completamente blanca y su interior de color morado. Las cabezas contienen de ocho a diez dientes, son de tamaño medio, redondeadas, uniformes y tienen un intenso sabor, aroma y picor.

El ajo chino es más pequeño, achatado, se reconoce por sus estrías moradas en el exterior y encierra en su interior hasta doce dientes. Desde el punto de vista nutricional, la calidad del ajo español es entre alta y muy alta y la del chino, en cambio, es más bien media-baja.

Dos problemas. Si a la hora de la compra le resulta complejo diferenciarlos, fíjese en su lugar de producción. Aún así, lo mejor es aprender a valorarlos por su aspecto, porque –¡cuidado!– cada vez más productores españoles siembran chino. El ajo castizo posee más y mejores nutrientes, pero al ser más fuerte genera más halitosis.

¿Cómo se cultiva el ajo chilote?

Requerimientos edafoclimáticos para el cultivo del ajo chilote – Los requerimientos edafoclimáticos son: temperaturas mínimas (7°C), máxima (30°C) y óptima entre 15 y 20°C. Prefiere suelos francos a franco-arcillosos, con un rango de pH de 5,6 a 8. 0, la conductividad eléctrica debe ser inferior a 2,2 dS/m. Se ha determinado que la proporción de cebollones (bulbo compacto, sin bulbillos) a cosecha está influenciada por siembras tardías y semilla de calibre pequeño (<20 g). Los niveles de nitrógeno, fósforo y potasio demandados son relevantes, pero no es aconsejable sobre fertilizar el cultivo, ya que esto puede determinar una mala postcosecha. En caso de incorporar abonos orgánicos, se debe aplicar en su totalidad antes del inicio de la bulbificación.

El clima expresado como fotoperiodo largo (más de 13 a 14 horas de luz por día), es decir asociado a época del año y a la latitud de la zona productora y como temperatura (acumulación de grados frío) determinan el inicio de la bulbificación en primavera.

Cuadro 1. Componentes del rendimiento (CR1 y CR2) para cultivo de ajo chilote. .

¿Cuánto pesa un ajo chilote?

REVISION BIBLIOGRAFICA 2. Antecedentes generales A continuación se detallan algunos antecedentes generales sobre el cultivo del ajo chilote. Origen El ajo común es una planta originaria de Asia Central desde donde se dispersó hacia China, India y Egipto. Desde allí llegó a la cuenca del Mediterráneo y posteriormente desde la Península Ibérica a América.

Durante la colonización en América, el ajo fue adoptado por los nativos y más tarde en Perú y Chile (ESCAFF et al. , 1987). La especie Allium ampeloprasum, da origen a dos productos hortícolas con marcadas diferencias biológicas, productivas y comerciales que se cultivan en el país: ajo chilote y puerro.

Algunos autores distinguen a estos productos y a otros como kurrat (cultivado en Egipto para hojas verdes) y “Perlzwiebel” (producto similar a cebolla picklera usado en Europa) como variedades botánicas de la especie (KRARUP, 1998). Esta especie y sus variedades botánicas son originarias de la zona comprendida entre el oeste de Portugal y el este de Irán.

La difusión de A. ampeloprasum var. ampeloprasum Millán en otras zonas del mundo es más restringida que la de otras aliáceas, siendo usado básicamente en huertos caseros y, ocasionalmente, en cultivos de poca extensión (KRARUP, 1998).

Para Allium sativum los tipos más importantes son el ajo rosado y ajo blanco; y en A. ampeloprasum el ajo chilote, llamado también blandino o ajo elefante (BRAVO y ALDUNATE, 1987). El ajo chilote A. ampeloprasum , se cultiva en Chiloé y en otras regiones del país como la IV, V, RM, X (BRAVO y ALDUNATE, 1987).

Clasificación y características botánicas Taxonómicamente el ajo se ha clasificado en 2 familias (Liliaceaes y Amarillydaceaes); sin embargo, hoy día lo más aceptado es integrar el ajo a la familia Alliaceae.

El ajo chilote A llium ampeloprasum L. pertenece a la Clase monocotiledóneas, familia Alliaceae, Género Allium , Especie ampeloprasum , variedad ampeloprasum (ESCAFF et al. , 1987). ampeloprasum var. ampeloprasum está más relacionada, botánicamente, con el puerro que con el ajo verdadero (BRAVO y ALDUNATE, 1987).

Las características botánicas de ajo chilote son muy parecidas a las de ajo común excepto que, quizás por ser un hexaploide (48 cromosomas), la planta presenta una apariencia general mucho más robusta, con una mayor talla, un mayor ancho y largo de hojas, un bulbo muy grande que alcanza unos 8 a 10 cm de diámetro, con ± 6 bulbillos de gran tamaño de color blanco – amarillento y otros pequeños, además posee un largo escapo floral con una gran umbela con flores blancas a púrpuras.

Las flores rara vez llegan a formar semillas y, cuando éstas se forman serían estériles, por lo que se propaga a través de los bulbillos o dientes (KRARUP, 1998). Este “ajo” forma un tallo floral grueso de 1 a 2 metros de longitud. En su extremo se forma una umbela esférica, con flores rudimentarias y sin bulbillos en ella.

  1. No produce semilla (BRAVO y ALDUNATE, 1987);
  2. FIGURA 1;
  3. Planta en estado de floración correspondiente a la especie Allium ampeloprasum var;
  4. ampeloprasum “ajo chilote”;
  5. FUENTE: Adaptado de KRARUP (1998);
  6. En el bulbo de ajo chilote maduro, pueden haber bulbillos periféricos de cubierta dura como una nuez, adosados en la base del mismo (STAHLSCHMIDT, 1989);
You might be interested:  Como Borrar Una Pagina En Blanco Word?

Los bulbillos periféricos brotan lentamente al plantarlos, pero también pueden ser utilizados como semilla (BRAVO y ALDUNATE, 1987). FIGURA 2. Bulbo “cabeza” y bulbillos “dientes” de A. ampeloprasum var. ampeloprasum. FUENTE: Adaptado de KRARUP (1998). A veces el bulbo aparece compacto, sin bulbillos; pero al plantarlo suele dar un bulbo normal.

En Chiloé se atribuye esto a la plantación muy tardía (BRAVO y ALDUNATE, 1987). FIGURA 3. Bulbo esférico “cebolla” de A. ampeloprasum var. ampeloprasum. El ajo común ( A. sativum ) es una especie apomíctica obligada y por lo tanto, no produce semilla, siendo su propagación exclusivamente de tipo vegetativo (agámica).

El desarrollo de la sexualidad, está impedido por fallas que pueden ocurrir durante la organogénesis, esporogénesis o gametogénesis. Ello impide cualquier avance genético del cultivo a través del mejoramiento por cruzamiento y selección (sexual) (NOVAK, 1983).

Algunos clones de ajo común no producen escapo floral. En los que lo hacen, el desarrollo puede ser incompleto y total o parcialmente substituido por la producción de bulbillos aéreos. Estos bulbillos representan una forma apomíctica de reproducción en esta especie (KOUL et al.

, 1979). CHILE, INSTITUTO DE INVESTIGACIONES AGROPECUARIAS (INIA 1987), señala que contrariamente a lo que podría suponerse, la especie es extremadamente variable, encontrándose clones con diferentes requerimientos de frío, fotoperíodo, precocidad, color de los bulbos y de las hojas envolventes, tamaño y número de los dientes, y en otras características tales como rendimiento y calidad.

Características fisiológicas Para comprender claramente los requerimientos del ajo, a continuación se explican sus diferentes fases ecofisiológicas. Dormancia El ajo común es una planta que requiere de un período de frío para que concluya el proceso de dormancia, el cual se define como el estado en el que el crecimiento se encuentra temporalmente suspendido, pero durante el cual ocurren cambios fisiológicos (STAHLSCHMIDT, 1989).

La duración de la dormancia es variable, según la variedad o tipo de ajo, las condiciones ambientales, la temperatura de almacenamiento, el tamaño del “diente”, y su posición en el bulbo, dientes externos y de mayor tamaño, superan la dormancia más rápidamente que los internos y más pequeños (ILLANES, 1992).

En general, se acepta que existe una relación directa entre los requerimientos de frío y de fotoperíodo con la duración de la dormancia, es decir, un tipo o variedad de dormancia corta, tendrá bajos requerimientos y viceversa (ILLANES, 1992).

Fisiología de la brotación La salida del estado de latencia está caracterizada fundamentalmente por una importante actividad de giberelinas libres y una disminución de las conjugadas en la hoja de reserva, transportándolas hacia la yema y permitiendo la expansión de ésta.

Simultáneamente existiría un traslado de hidratos de carbono desde la hoja reservante y es a partir de este momento que la yema esta en condiciones de brotar (Mann et al. ,1956 citado por BURBA, 1991). Aparece en esta etapa una activa división y agrandamiento celular que provoca la expansión de la yema, la diferenciación de los primordios foliares y un activo crecimiento de las raicillas preformadas, presentes en la porción próxima del “diente semilla” (Mann et al.

,1956 citado por BURBA, 1991). Fisiología del crecimiento BURBA (1991), indica que esta etapa que se extiende desde la brotación hasta el inicio de la bulbificación (en que ocurre el cese de crecimiento de las hojas),requiere temperaturas medias nocturnas inferiores a 16°C (entre 8 y 20°C) y medias mensuales entre 13 y 24°C para que haya un crecimiento vigoroso.

Conociendo que el tamaño de los bulbos será directamente proporcional al tamaño de la planta en el momento de la inducción para bulbificar, todos aquellos factores que promuevan un crecimiento vigoroso serán directamente responsables del incremento de rendimiento, y este será tanto mayor cuanto más prolongada sea la fase vegetativa (BURBA, 1991).

Las bajas temperaturas recibidas por la planta antes de la bulbificación, determina el tiempo de inicio de esta etapa, y este condiciona a su vez el largo total del ciclo vegetativo que obviamente incidirá en los rendimientos (BURBA, 1991). El atraso en la época de plantación, dará como consecuencia que el cultivo acumule horas de frío en corto tiempo y esto determinara una bulbificación prematura, cese de crecimiento aéreo, acortamiento del ciclo comercial y disminución de los rendimientos (BURBA 1991).

Fisiología de la bulbificación Está ampliamente aceptado que la dilatación del bulbo de ajo común se produce cuando la temperatura media diaria supera los 18ºC a 20ºC, y cuando el largo del día supera un umbral que es diferente para cada cultivar o genotipo (LEDESMA et al.

, 1980). Cultivares adaptados en las regiones tropicales, tendrían un umbral entre 11 horas y 12 horas; los adaptados hasta los 33º de Latitud Sur oscilarían entre 13 y 14 horas y aquellos cultivados hasta los 44º de Latitud Sur oscilarían entre 14 horas 30 minutos y 15 horas (Burba et al.

, 1982 citado por BURBA, 1991). El bulbo comenzaría a formarse por un estimulo termo- fotoperiódico, el que se puede caracterizar a través de dos etapas. La primera llamada “inductiva” en que el frío y/o los días largos serían factores imprescindibles, ya que la acción de por lo menos uno de ellos se hace obligatoria para que el fenómeno se manifieste (LEDESMA et al.

, 1980). En la segunda etapa, denominada “morfológica”, las condiciones termo o fotoperíodicas solo son capaces de modificar la velocidad del proceso de bulbificación. En ésta, la acción de la temperatura y fotoperíodo sólo sería cuantitativa, excepto si durante la primera etapa las plantas no hubieran recibido frío, siendo en este caso obligatoria la acción de los días largos para que se manifieste la bulbificación “efecto cualitativo” (LEDESMA et al.

, 1980). Según BURBA (1991), esta situación se visualiza claramente cuando el invierno de una determinada región, y con una variedad adaptada a ésta, se presenta benigno, atrasándose en consecuencia el inicio de la bulbificación ante la presencia de días más largos (estímulo fotoperíodico determinante).

Por otro lado, ante un invierno riguroso, la inducción de la bulbificación se adelanta por efecto de las bajas temperaturas (estímulo termoperíodico determinante), inclusive con fotoperíodos algo más cortos (Burba et al. , 1982 citado por BURBA, 1991). La primera etapa estaría favorecida por temperaturas moderadas y bajas y la segunda por temperaturas elevadas y/o días largos (LEDESMA et al.

  1. , 1980);
  2. La respuesta del cultivo no sólo dependerá de las temperaturas en que este vegete, sino también de la temperatura y condiciones en que fueron almacenados los dientes “semilla” (LEDESMA et al;
  3. , 1980);

Requerimientos edafoclimáticos El ajo común y chilote se cultiva en Chile desde el otoño para cosechar los bulbos en la primavera y verano. Se produce a lo largo de todo el país, bajo condiciones de suelo y clima muy diferentes, por lo que se han producido ecotipos asociados a las condiciones de cada localidad (ESCAFF et al.

  • , 1987);
  • Clima Es una planta que no es dañada en forma severa por temperaturas algo inferiores a 0ºC;
  • Esto permite iniciar su cultivo en otoño;
  • En su primera etapa requiere de temperaturas moderadas, 8º a 16ºC, para que haya una brotación rápida de los bulbillos-semilla;

Estos inician este proceso con una temperatura mínima de 4ºC (BRAVO y ALDUNATE, 1987). El termoperíodo aparece como el principal factor climático durante el crecimiento de esta especie, citándose temperaturas medias mensuales entre 24ºC y 13ºC como adecuadas para la etapa que va entre plantación y bulbificación combinadas con días acortándose, mientras que registros térmicos entre 15ºC y 25ºC entre la etapa de bulbificación y cosecha, asociadas con días alargándose, se consideran óptimos (VINCE PRU, 1975).

Las precipitaciones son más convenientes en las primeras etapas del cultivo, es decir, durante el otoño e invierno; pero debe disponerse de agua de riego para la ultima etapa (BRAVO y ALDUNATE, 1987). Considerando los requerimientos del ajo común en el orden de los 600 mm durante el ciclo, en aquellas regiones donde las precipitaciones están bien distribuidas, el cultivo puede conducirse en secano.

Localidades con más de 900 mm durante el ciclo ven agravado el manejo, particularmente por problemas sanitarios (enfermedades fungosas), mientras que aquellas con menos de 500 mm durante el ciclo requieren de riego complementario (BURBA, 1991). Con respecto a la radiación, difícilmente este factor aparece como limitante natural para la producción de ajo común, sin embargo longitudes de onda dentro de la porción biológicamente activa (430-730 nm) puede ser un factor determinante en la inducción fotoperiódica (BURBA, 1991).

  • El ajo común es una especie que puede considerarse como heliófila, ya que bajo condiciones de escasa intensidad lumínica desarrolla un follaje excesivo y bulbifica con dificultad (BURBA, 1991);
  • Suelo Los suelos más adecuados para el cultivo de esta especie deben ser de una textura intermedia (francos), con buen drenaje, fértiles y con buena capacidad de retención de agua;

El pH debe ser de 5,8 a 7. Es importante que el suelo no tenga infestaciones graves de nemátodos y algunos hongos. Los primeros pueden ser detectados por un análisis de laboratorio, antes de plantar (BRAVO y ALDUNATE, 1987). En la X Región, encuestas realizadas a agricultores con relación al tipo de suelo en el que cultivan los diferentes tipos de ajo, un 59% de los casos se encuentra en suelo tipo trumao, un 28,9% en suelo rojo arcilloso y sólo un 13,2% en suelo tipo ñadi; pareciera ser por opinión de los agricultores encuestados que cultivar ajos en suelo ñadi es más dificultoso que en los otros dos tipos anteriores (ILLANES, 1992).

  • Epoca de plantación Es uno de los factores que más afecta el comportamiento del ajo (BRAVO y ALDUNATE, 1987);
  • La época ideal de plantación será aquella que permita una rápida emergencia y un largo período de crecimiento vegetativo;

De esta manera la inducción de la bulbificación encontrará una planta bien desarrollada y por lo tanto los rendimientos unitarios serán grandes (BURBA, 1991). Como el crecimiento del bulbo es determinado por el fotoperíodo y las temperaturas que ocurren a principios de la primavera (fines de septiembre a inicios de octubre), no importa cuando se plante, la iniciación del bulbo tendrá lugar en la misma época (BRAVO y ALDUNATE, 1987).

  • La plantación debe ser hecha en la primera quincena de abril y nunca después, porque en la medida que pasa el tiempo, los rendimientos decrecen dramáticamente;
  • En ensayos realizados por CELIS (1999a), con plantaciones en abril, la cosecha fue de 19,5 t/ha, mientras que en agosto se logró producciones de sólo 10 t/ha;

En la medida que se atrasa, la calidad del ajo chilote decrece, con alto porcentaje de “cebollón”, que no tienen mercado. Plantado en abril, se logró un 6% de “cebollón”, mientras que plantado en agosto, aumentó a 96%. Plantaciones de ajo común efectuadas en abril y mayo permitieron obtener rendimientos y bulbos mayores que las realizadas en junio y julio.

Las plantaciones más tempranas permitieron obtener una mayor supervivencia de plantas hasta la cosecha, lo que contribuyó a un rendimiento mayor (BRAVO y ALDUNATE, 1987). Se puede apreciar que las localidades del norte de la X Región, plantan más tarde que los más australes, con lo que se advierte una diferenciación en la fecha de plantación según las condiciones climáticas locales, probablemente debido a que al sur de la X Región el periodo lluvioso comienza más temprano, deben preparar suelo prácticamente en verano y plantar en cuanto el clima lo permita (ILLANES, 1992).

You might be interested:  Para Que Sirve Tomar Agua De Romero?

Otra razón que dan los agricultores de Chiloé, es que plantan tan temprano, debido a que si lo hacen más tarde los bulbos no forman una cabeza normal de ajo, sino que un solo bulbo esférico (ILLANES, 1992). Distancia y densidad de plantación BURBA (1991), comenta que esta variable juega un papel fundamental en la obtención de altos rendimientos.

Para la mayoría de los autores existe una estrecha relación entre el numero de plantas por hectárea y los rendimientos totales (kg / ha), aunque existe un punto donde la mayor densidad atenta contra el tamaño individual de los bulbos.

Por otra parte existe correlación entre la densidad de plantación y el peso del “diente” (bulbillo) plantado; pudiendo establecerse que a mayor peso mayores rendimientos en kg / ha (BURBA, 1991). Según ILLANES (1992), con relación al diseño de plantación, siempre es en hilera simple, con la excepción de casos en Chiloé que plantan en platabanda con hileras múltiples.

Las densidades de plantas de A. ampeloprasum varían entre 100000 y 120000 plantas /ha; en cambio para A. sativum varían entre 100000 y 200000 plantas/ha (CELIS, 1999b). En cuanto a la dosis de “semilla” utilizada según tamaño del bulbillo, se resume en el Cuadro 1.

CUADRO 1. Dosis de bulbillos de ajo chilote por hectárea. Tamaño del bulbillo Dosis/ha 20 gramos 2500 kg/ha 40 gramos 5000 kg/ha 60 gramos 7500 kg/ha FUENTE: CELIS (1999b). Para el ajo chilote, la realización de surcos a una distancia de 50 cm entre hilera y 15 cm sobre hilera, consigue producir mayoritariamente calibres medianos (Cuadro 2), que es más comercial y que otorga condiciones de ventilación y humedad adecuada (CELIS, 1999b).

  1. CUADRO 2;
  2. Tamaño de bulbillo de ajo chilote;
  3. Categoría de bulbillo Peso del bulbillo Grande Mayor 35 gramos Mediano Entre 20-35 gramos Pequeño Menor FUENTE: CELIS (1999b);
  4. Fertilización Varios estudios realizados en el extranjero y en Chile han demostrado una respuesta del ajo común a la aplicación de algunos nutrientes; en especial se ha verificado el efecto de nitrógeno y de fósforo;

En la mayoría de los casos los estudios han relacionado los niveles de nitrógeno con distintas poblaciones de plantas. Con relación al nitrógeno se ha establecido que el ajo puede absorber hasta unos 140 kg por hectárea, con una eficiencia de absorción del 46% (BRAVO y ALDUNATE, 1987).

Es importante que se tome en cuenta el tamaño de la “semilla” (bulbillo), ya que a medida que esta aumenta, la extracción es mayor. En nitrógeno con una “semilla” grande de ajo chilote se recomienda 220 kg N/ha , 300 kg P 2 O 5 /ha y 220 kg K 2 0/ha.

En ajo chico 160 kg N/ha , 150 kg P 2 O 5 /ha y 200 kg K 2 0/ha (CELIS, 1999b). Cabe destacar que la mayor extracción de nutrientes se produce desde el inicio de bulbificación (agosto- septiembre) hacia adelante. En una hectárea de ajo chilote con “semilla” de 35 a 40 gramos, la extracción de nutrientes fue de 148 kg de nitrógeno, 14,5 kg de fósforo elemental, 148 kg de potasio, 37 kg de calcio, 26,5 kg de azufre y 10 kg de magnesio (CELIS, 1999b).

  1. La fertilización debe considerarse con relación a la respuesta del ajo en un determinado suelo; por eso es indispensable disponer de los resultados de un análisis de él para saber los niveles de nitrógeno, fósforo y potasio y así formular recomendaciones de fertilización fundamentadas (BRAVO y ALDUNATE, 1987);

Riego Para garantizar un crecimiento satisfactorio y una buena producción en el cultivo de ajo común, se requiere aproximadamente entre 400 y 600 mm durante su ciclo vegetativo, siendo conveniente mantener el suelo prácticamente a capacidad de campo durante todo el periodo (BURBA, 1991).

En Chile, las lluvias de otoño, invierno y parte de la primavera hacen que el regadío sea necesario desde septiembre u octubre a diciembre (BRAVO y ALDUNATE, 1987). Plagas y enfermedades Debido a su forma de propagación por bulbos, el ajo es atacado por agentes que se transmiten en el tejido infectado, entre las cuales destacan nemátodos, hongos, bacterias, virus, insectos y ácaros (ACUÑA e ILLANES, 1993).

Según GUTIERREZ (1998), la mayor parte de la información disponible de plagas y enfermedades que afectan al cultivo del ajo en el país están referidas a la especie Allium sativum , no existiendo estudios específicos para la especie Allium ampeloprasum.

Sin embargo, se tiene antecedentes bibliográficos que indican que ambas especies serían afectadas por las mismas enfermedades y plagas. El Servicio Agrícola y Ganadero realiza permanentemente actividades de vigilancia fitosanitaria sobre este cultivo, lo que ha permitido elaborar el siguiente cuadro de los agentes asociados a éste (Cuadro 3).

Aunque no se define la especie de ajo afectada, es posible inferir que las detecciones realizadas en las comunas de Calbuco y las de la isla de Chiloé corresponderían a A. ampeloprasum. CUADRO 3. Enfermedades y plagas de ajo detectadas por el Servicio Agrícola y Ganadero en la X Región.

Periodo 1993 – 1998. Agente Enfermedad / Plaga Organismo causal Sector (Comuna) Hongos Pudrición blanca Sclerotium cepivorum Río Bueno (Río Bueno, La Unión; Osorno (San Pablo), Río Negro (Río Negro); Ancud; Castro.

Moho azul Penicillium sp. Penicillium corymbiferum Valdivia (Panguipulli, Corral); Río Bueno (Río Bueno, La Unión; Osorno (San Juan de la costa, San Pablo, Osorno); Río Negro (Río Negro, Purranque); Puerto Varas (Frutillar); Puerto Montt (Los Muermos, Calbuco); Ancud (Ancud); Castro (Dalcahue, Castro, Curaco de Vélez).

  1. Pudrición basal Fusarium sp;
  2. Fusarium oxysporum Osorno (San Juan de la costa, San Pablo, Osorno); Puerto Varas (Frutillar); Puerto Montt (Calbuco); Ancud (Ancud, Quemchi); Castro (Castro);
  3. Moho gris Botrytis sp;

Botrytis cinerea. Osorno (San Pablo); Puerto Montt (Calbuco); Ancud (Ancud); Castro (Quinchao). Moho grisáceo y manchas foliares Cladosporium allií = Heterosporium allii Valdivia (Corral);Osorno (San Juan de la costa); Puerto Montt (Los Muermos); Ancud (Ancud).

  1. Moho grisáceo y manchas foliares Stemphylium sp Puerto Montt; Castro (Quinchao); Ancud   Mildiú Peronospora destructor Osorno (San Pablo)   Moho negro Aspergillus sp;
  2. Río Negro (Purranque)   Roya o Polvillo Puccinia alli Osorno (San Pablo)   Pudrición carbonosa Sclerotium batalicola Osorno (San Pablo) Bacterias Pudrición blanda de los bulbos Erwinia carotovora Río Negro (Purranque); Puerto Montt (Calbuco); Castro (Castro) Nemátodo Nemátodo del tallo y bulbo Ditylenchus dipsaci Río Negro (Purranque); Puerto Montt (Calbuco); Castro (Castro, Puqueldón) Insectos Polilla de los frutos secos Ephestia cautella Río Negro (Río Negro);

Acaros   Tyrophagus utrescentiae Osorno (San Pablo)   Acaro de los bulbos Rhyzoglyphus echinopus Paillaco (Paillaco); Puerto Montt; Castro; Ancud FUENTE: CHILE, SERVICIO AGRICOLA Y GANADERO (SAG) (1998). Registros no publicados. Con relación a enfermedades producidas por virus, no se tiene información de su presencia y efecto en la región.

Si bien, los estudios realizados por INIA consideran que los ajos en Chile están siendo afectados por el virus del enanismo amarillo de la cebolla (Onion yellow dwarf virus), no existen a la fecha evaluaciones del impacto que pudiera tener en la región (GUTIERREZ, 1998).

Los problemas considerados de mayor relevancia para la X Región corresponden a nemátodo del tallo y bulbo, moho azul y pudrición blanca (GUTIERREZ, 1998). Cosecha Esta es la etapa final del cultivo y en ella se define la cantidad total de producción y su calidad.

  1. En esta etapa un manejo inadecuado genera pérdidas de producción y deterioro en la calidad sanitaria;
  2. Para esto hay que iniciar la cosecha cuando a lo menos el 50 % del follaje de la plantación se presente seco;

Se arrancan las plantas y luego se dejan al sol para que se produzca el curado (MARQUEZ, 2002). Las cosechas son realizadas después que el follaje está plenamente senescente; otra forma es cuando la vaina exterior del bulbo se quiebra o rompe, lo que reduce su valor comercial (RUBATZKY y YAMAGUCHI, 1999).

  1. Rendimiento Según CELIS (1999a), aquellas semillas (“dientes”), de un peso de 15 a 20 gramos, dan una producción por hectárea de 12 a 15 toneladas, con un peso de 30 a 35 gramos el rendimiento es de 20 a 22 t/ha; a su vez con semillas entre 50 y 55 gramos se pueden producir 30 y 33 t/ha, lo que significa que, en la medida que la semilla es más grande, las producciones son mayores;

Diámetro ecuatorial de los bulbos En una prospección del cultivo del ajo en la Décima Región, al medir el diámetro de bulbos a todas las muestras colectadas, se encontró que A. ampeloprasum se ubica en rangos mayores a 7,1 cm de diámetro ecuatorial, con un 50% de los casos entre 7,1 – 8,9 cm de diámetro, y un 50% con diámetros mayores a 9 cm (ILLANES, 1992).

  • Número de dientes por bulbo Según INIA (2000) dentro de sus principales características, A;
  • ampeloprasum tiene como promedio 6 dientes por bulbo, en tanto que ILLANES (1992) y CELIS (1999) indican que el ajo Chilote presenta entre 4 y 5 dientes por bulbo;

10. Almacenaje El almacenaje por varios meses sólo puede hacerse con clones que tienen aptitudes para ser conservados; como es el caso del ajo rosado y ajo chilote (BRAVO y ALDUNATE, 1987). Es importante desinfectar las instalaciones donde se mantendrá el ajo en soluciones de agua con Cloro al 5% antes de almacenar el ajo cosechado (MARQUEZ, 20002).

Se recomienda para el almacenaje unos 15 a 20º C, ya que sobre esta aumenta la pérdida de consistencia de los bulbos (BRAVO y ALDUNATE, 1987). FIGURA 4. Bodega de almacenaje de ajos chilotes en Punta Chilen (Ancud).

11. Posibilidades comerciales Actualmente, el ajo está dentro de las principales hortalizas frescas de exportación junto a las cebollas, espárragos, orégano, tomate y alcachofa. Según CELIS (1999b), durante 1994 retornaron al país, por concepto de exportaciones de hortalizas frescas, 38 millones de dólares, de los cuales los envíos de ajo representaron un 15,7%.

Los países más importantes para el destino de las exportaciones de ajo son México, EE. UU, Colombia, Venezuela, Ecuador y Panamá (ULLOA, 2000). La superficie promedio en las últimas 5 temporadas ha sido de 3000 ha, las cuales oscilan en estrecha relación con la oferta y precios logrados en la temporada anterior, especialmente en el ámbito del comercio exterior.

FIGURA 5. Cajas para la exportación de ajos chilotes a México, empresa ubicada en Llaillay, Quinta Región. Los rendimientos varían entre 7000 y 10000 kg/ha con un 80-90% exportable y la superficie se concentra entre las regiones V y VI; los mayores precios se encuentran concentrados entre los meses de septiembre a octubre, período que coincide con una alta demanda asociada a una escasa oferta por problemas en postcosecha, mientras que los menores precios se localizan durante el periodo de cosecha e inmediatamente posterior (ULLOA, 2000).