Que Significa Un Punto Blanco En La Encía?

Que Significa Un Punto Blanco En La Encía
Anemia – La aparición de manchas blancas sobre las encías puede ser una señal de tu cuerpo que alerta sobre la falta de hierro en sangre. Este tipo de síntoma viene acompañado comúnmente de una inflamación y sangrado de las encías.

¿Cómo quitar un punto blanco en la encía?

Candidiasis oral – Otra opción es la candidiasis oral. Se trata de una infección por hongos que afecta a las mucosas bucales, así como a la lengua y a las encías. Para saber si lo que tienes es candidiasis oral, el dentista comprobará si las manchas blancas se desprenden.

¿Cómo se ve una infección en las encías?

¿Cómo saber si tengo pus en la encía?

Pus en la encía – signos de inflamación – El síntoma más problemático de pus en la encía es un dolor intenso y punzante. Los dientes se vuelven muy sensibles a las comidas frías y calientes. El área afectada está muy hinchada y roja. Hay un cambio palpable (generalmente de forma esférica) lleno de aceite.

¿Cómo es el cáncer en las encías?

Algunos posibles signos y síntomas del cáncer de orofaringe y de cavidad oral son:

  • Una úlcera en la boca que no se cura (es el síntoma más común)
  • Dolor en la boca que persiste (también es muy común)
  • Un bulto o engrosamiento en la mejilla
  • Un área blanca o roja sobre las encías, lengua, amígdalas o el revestimiento de la boca
  • Un dolor de garganta o la sensación de que hay algo atascado en la garganta que no desaparece
  • Dificultad para masticar o tragar
  • Dificultad para mover la mandíbula o la lengua
  • Entumecimiento de la lengua u otra área de la boca
  • Hinchazón de la mandíbula que hace que las dentaduras postizas no se adapten como es debido o se sientan incómodas
  • Aflojamiento de los dientes o dolor alrededor de los dientes o en la mandíbula
  • Cambios en la voz
  • Un bulto o masa en el cuello
  • Pérdida de peso
  • Mal aliento constante

Muchos de estos signos y síntomas pueden también ser causados por otras dolencias diferentes al cáncer, o incluso por otros tipos de cáncer. Aun así, resulta muy importante consultar con un médico o dentista si alguna de estas condiciones dura más de 2 semanas para que se pueda encontrar y tratar la causa, de ser necesario..

¿Cómo se llaman las bolitas que salen en las encías?

¿Qué causa los bultos en las encías? – Los furúnculos o protuberancias en las encías también se conocen como abscesos. La principal razón por la que se forman es debido a una infección bacteriana, ya sea causada por placa, caries o partículas de comida que se atascan en los dientes o encías. Otros síntomas , además de atrapar el bulto en el espejo o descubrirlo con la lengua, pueden incluir:

  • Sensibilidad a las temperaturas frías y calientes
  • Mal aliento crónico
  • Sangrado inexplicable
  • Secreción de pus
  • Encías hinchadas
  • Dolor de oidos
  • Náusea
  • Fiebre o fatiga

Que Significa Un Punto Blanco En La Encía Si bien algunos de estos síntomas pueden ser indicativos de un problema que no sea la ebullición de las encías, nunca está de más ir al dentista para estar seguro.

¿Por qué se infectan las encías?

¿Cuál es la causa de la enfermedad de las encías? La boca está llena de bacterias. Estas bacterias, junto con las mucosidades y otras partículas, están constantemente formando una ‘placa’ pegajosa e incolora que se deposita sobre los dientes. El cepillado y el uso de la seda dental ayudan a eliminar esta placa.

¿Por qué salen granos en las encías?

Cuando el interior de tu boca está lesionado o irritado, las bacterias pueden entrar y causar una infección. A veces podrás observar una dolorosa inflamación llena de pus (un fluido grueso y amarillento). Si el pus no se puede drenar, el área se inflama y duele aún más.

Esto se conoce como un absceso. Los abscesos forman una barrera alrededor de la infección. Es la forma en que tu cuerpo trata de evitar que la infección bacteriana se propague. Los abscesos se pueden formar muy rápidamente.

A veces se forman uno o dos días después del comienzo de la infección. Hay dos tipos de abscesos:

  • Un absceso gingival (también llamado absceso periodontal) que suele ser causado por una infección en el espacio entre el diente y la encía. La infección puede ocurrir cuando el alimento se queda atrapado entre la encía y el diente. En personas con enfermedad periodontal severa, las bacterias se pueden acumular bajo la encía y en el hueso.
  • Un absceso dental (también llamado absceso periapical) que ocurre dentro del diente. Esto sucede cuando el nervio del diente está muerto o está muriendo. Este tipo de absceso aparece en la punta de la raíz del diente. Y luego se propaga hacia el hueso circundante. La mayoría de los abscesos son dolorosos, por lo que las personas suelen buscar tratamiento inmediatamente.

Si la infección no se trata, puede dañar el hueso y los dientes circundantes. A veces se forma un túnel hueco a través del hueso y de la piel para que el pus supure. Este túnel se llama fístula o «conducto sinusal». Puedes ver o sentir esta abertura dentro de tu boca. Tiene el aspecto de un grano. Si tienes pus supurando a través de una fístula, podrías notar un extraño sabor en tu boca.

A veces la infección puede causar poco o cero dolor. Si un absceso no se trata, la infección puede durar meses o incluso años. No desaparecerá por sí solo, así que es importante no ignorar los síntomas. La acumulación de la presión causa el dolor del absceso.

Drenar el absceso a través de una fístula reduce la presión. Y el dolor desaparece. Sin embargo, la infección aún deberá ser tratada. A veces, un absceso que no se trata puede formar una burbuja llena de fluido (un quiste) en la mandíbula. Si el diente está severamente dañado no puede salvarse, el quiste podría aparecer cuando se extraiga el diente.

Si el diente puede salvarse, necesitarás un conducto radicular para retirar el nervio infectado. Si este tratamiento no sana el quiste, podrías requerir cirugía para extirparlo. En ciertos casos, la infección que causa un absceso puede propagarse y causar graves problemas de salud.

Qué puedes hacer Los abscesos siempre son graves porque la infección puede propagarse a otras partes del cuerpo. Pide una cita con tu dentista. Si puedes ver o sentir una inflamación parecida a un grano en tu encía, enjuaga tu boca varias veces al día con una solución salina suave. Qué hará tu dentista La mayoría de los abscesos gingivales sanan rápidamente después de que ocurran tres cosas:

  • Se limpia a fondo la zona.
  • Se deja escapar el pus atrapado.
  • Se trata la infección.

Si se ha formado una fístula, tu dentista buscará el origen de la infección. Insertará una pieza flexible y delgada de material en la fístula. Esto aparecerá en una radiografía y le mostrará al dentista a dónde lleva la fístula. Cuando tu dentista limpie la infección, la fístula se cerrará por sí sola. Si la infección empezó dentro de un diente, el dentista hará un pequeño hoyo en ese diente.

  • Mezcla media cucharadita de sal en 250 ml de agua;
  • Esto puede ayudar a drenar el pus y aliviar la presión;
  • Incluso si el enjuague parece ayudar, de todas maneras debes ver a tu dentista lo más pronto posible;

Así frenará el absceso. El diente necesitará un tratamiento de conducto radicular, seguido de un relleno o una corona. Si un absceso es muy grande o el diente está severamente dañado, podría ser necesario extraerlo. Un acceso grande suele tenerse que drenar.

El dentista hace un hoyo en la encía a través del hueso creando una vía de salida para cualquier fluido o pus. Esto reduce el riesgo de que la infección continúe propagándose. Las personas con enfermedad periodontal severa pueden tener abscesos.

Drenarlos ayuda a tratar el problema inmediato. Sin embargo, es necesario tratar la enfermedad periodontal para evitar otra infección. Tu dentista puede recetarte un antibiótico o medicamentos para el dolor. Estos medicamentos ayudan a curar los abscesos y evitan que la infección se propague.

¿Qué provoca una infección en las encías?

Causas – La causa más frecuente de la gingivitis es una higiene bucal deficiente que favorece la formación de placa en los dientes, lo que causa inflamación del tejido de las encías que los rodean. Así es cómo la placa puede causar gingivitis:

  • La placa se forma en los dientes. La placa es una película pegajosa invisible que está compuesta mayormente por bacterias y que se forma en los dientes cuando los almidones y los azúcares de la comida interactúan con las bacterias que normalmente se encuentran en la boca. La placa requiere una eliminación diaria porque se vuelve a formar rápidamente.
  • La placa se convierte en sarro. La placa que queda en los dientes puede endurecerse debajo de la línea de la encía y transformarse en sarro, el cual acumula bacterias. El sarro dificulta la eliminación de la placa, crea una protección para las bacterias y causa irritación a lo largo de la línea de la encía.
  • Las encías se inflaman (gingivitis). Cuanto más tiempo permanezcan la placa y el sarro en los dientes, mayor será la irritación de la parte de la encía que rodea la base de los dientes, lo que causa inflamación. Con el tiempo, las encías se hinchan y sangran con facilidad. También se pueden producir caries dentales.

¿Cómo curar una bolita de pus en la encía?

Absceso gingival – Los abscesos gingivales son una especie de granos de pus que aparecen en la encía. Al igual que las fístulas, tienen su origen en una infección. Por ello, son relativamente frecuentes en personas que padecen periodontitis avanzada. Dado el carácter infeccioso de este bulto o absceso, es imprescindible acudir al dentista para que paute un tratamiento antibiótico.

¿Por qué salen bolitas de pus en la boca?

04/03/2017 00:04 Actualizado a 04/03/2017 16:47 Quizás no te ha pasado nunca o quizás alguna vez has sentido una pequeña bolita en la boca y al sacarla te has encontrado con una desagradable pelotilla blanca (o amarillenta) y bastante apestosa. Si te ha ocurrido, puede que no tengas ni idea de qué es y qué hace allí.

You might be interested:  Que Significa Ver Humo Blanco?

¿Cuánto dura un absceso en la encía?

Cuando el interior de tu boca está lesionado o irritado, las bacterias pueden entrar y causar una infección. A veces podrás observar una dolorosa inflamación llena de pus (un fluido grueso y amarillento). Si el pus no se puede drenar, el área se inflama y duele aún más.

  • Esto se conoce como un absceso;
  • Los abscesos forman una barrera alrededor de la infección;
  • Es la forma en que tu cuerpo trata de evitar que la infección bacteriana se propague;
  • Los abscesos se pueden formar muy rápidamente;

A veces se forman uno o dos días después del comienzo de la infección. Hay dos tipos de abscesos:

  • Un absceso gingival (también llamado absceso periodontal) que suele ser causado por una infección en el espacio entre el diente y la encía. La infección puede ocurrir cuando el alimento se queda atrapado entre la encía y el diente. En personas con enfermedad periodontal severa, las bacterias se pueden acumular bajo la encía y en el hueso.
  • Un absceso dental (también llamado absceso periapical) que ocurre dentro del diente. Esto sucede cuando el nervio del diente está muerto o está muriendo. Este tipo de absceso aparece en la punta de la raíz del diente. Y luego se propaga hacia el hueso circundante. La mayoría de los abscesos son dolorosos, por lo que las personas suelen buscar tratamiento inmediatamente.

Si la infección no se trata, puede dañar el hueso y los dientes circundantes. A veces se forma un túnel hueco a través del hueso y de la piel para que el pus supure. Este túnel se llama fístula o «conducto sinusal». Puedes ver o sentir esta abertura dentro de tu boca. Tiene el aspecto de un grano. Si tienes pus supurando a través de una fístula, podrías notar un extraño sabor en tu boca.

  1. A veces la infección puede causar poco o cero dolor;
  2. Si un absceso no se trata, la infección puede durar meses o incluso años;
  3. No desaparecerá por sí solo, así que es importante no ignorar los síntomas;
  4. La acumulación de la presión causa el dolor del absceso;

Drenar el absceso a través de una fístula reduce la presión. Y el dolor desaparece. Sin embargo, la infección aún deberá ser tratada. A veces, un absceso que no se trata puede formar una burbuja llena de fluido (un quiste) en la mandíbula. Si el diente está severamente dañado no puede salvarse, el quiste podría aparecer cuando se extraiga el diente.

Si el diente puede salvarse, necesitarás un conducto radicular para retirar el nervio infectado. Si este tratamiento no sana el quiste, podrías requerir cirugía para extirparlo. En ciertos casos, la infección que causa un absceso puede propagarse y causar graves problemas de salud.

Qué puedes hacer Los abscesos siempre son graves porque la infección puede propagarse a otras partes del cuerpo. Pide una cita con tu dentista. Si puedes ver o sentir una inflamación parecida a un grano en tu encía, enjuaga tu boca varias veces al día con una solución salina suave. Qué hará tu dentista La mayoría de los abscesos gingivales sanan rápidamente después de que ocurran tres cosas:

  • Se limpia a fondo la zona.
  • Se deja escapar el pus atrapado.
  • Se trata la infección.

Si se ha formado una fístula, tu dentista buscará el origen de la infección. Insertará una pieza flexible y delgada de material en la fístula. Esto aparecerá en una radiografía y le mostrará al dentista a dónde lleva la fístula. Cuando tu dentista limpie la infección, la fístula se cerrará por sí sola. Si la infección empezó dentro de un diente, el dentista hará un pequeño hoyo en ese diente.

Mezcla media cucharadita de sal en 250 ml de agua. Esto puede ayudar a drenar el pus y aliviar la presión. Incluso si el enjuague parece ayudar, de todas maneras debes ver a tu dentista lo más pronto posible.

Así frenará el absceso. El diente necesitará un tratamiento de conducto radicular, seguido de un relleno o una corona. Si un absceso es muy grande o el diente está severamente dañado, podría ser necesario extraerlo. Un acceso grande suele tenerse que drenar.

  • El dentista hace un hoyo en la encía a través del hueso creando una vía de salida para cualquier fluido o pus;
  • Esto reduce el riesgo de que la infección continúe propagándose;
  • Las personas con enfermedad periodontal severa pueden tener abscesos;

Drenarlos ayuda a tratar el problema inmediato. Sin embargo, es necesario tratar la enfermedad periodontal para evitar otra infección. Tu dentista puede recetarte un antibiótico o medicamentos para el dolor. Estos medicamentos ayudan a curar los abscesos y evitan que la infección se propague.

¿Qué es un fibroma en las encías?

Acta Médica del Centro PRESENTACIÓN DE CASO Fibroma de encía. A propósito de un paciente Dra. Giselle Grillo Reyes, Dra. Amarilis Concepción Delgado, Lic. María Delfina Treto Prieto Policlínico “Chiqui Gómez Lubián”, Santa Clara, Villa Clara, Cuba

RESUMEN Los tumores benignos son neoplasias que pueden presentarse en cualquier parte de la cavidad oral y ulcerarse, sangrar o interferir con la masticación y presentan un desarrollo lento y una superficie mucosa conservada. El fibroma de encía es una neoplasia benigna de tejido conjuntivo (la más común de la cavidad bucal) ocasionada por un aumento en la proliferación de fibras colágenas, es poco frecuente, se puede presentar en cualquier etapa de la vida, no tiene predilección por el sexo y aparece en mayor cuantía en el maxilar superior. Palabras clave: encía; fibroma ABSTRACT Benign tumors are tumors that can occur anywhere in the oral cavity and ulcerate, bleed or interfere with chewing and have a slow development and preserved mucosal surface. The fibroid of gum is a benign neoplasia of conjunctive tissue (the most common of the mouth cavity) caused by an increase in the proliferation of collagenous, it is less frequent, it can occur at any stage of life, it has no predilection for sex and appears in higher amounts in the upper jaw. Key words: gingiva; fibroma

INTRODUCCIÓN El fibroma está constituido por fibras colágenas y células de núcleo alargado y citoplasma fusiforme; para algunos autores en la boca se pueden presentar dos tipos de fibromas: uno que es una verdadera neoplasia y otro causado por factores irritativos denominado fibroma por irritación. El fibroma por irritación, también llamado hiperplasia fibrosa local o cicatriz hiperplásica o seudofibroma o fibroma traumático o hiperplasia fibrosa o hiperplasia conjuntivo epitelial o hiperplasia inflamatoria 1 es considerado el tumor más común de la cavidad bucal y, al mismo tiempo, no se considera una verdadera neoplasia, sino una hiperplasia del tejido fibroso pues regresa, teóricamente, al desaparecer el motivo que lo origina y niega la esencia de una neoplasia por definición.

  • Se presenta un caso clínico de este tumor en el que se analizaron las características clínicas e histológicas y la actitud terapéutica seguida;
  • A clinical case of this tumor is presented in which the clinical and histological features were analyzed and the therapeutic approach followed;

Es difícil determinar cuándo se está ante una neoplasia verdadera aún con el análisis del aspecto histopatológico. 2 El concepto de fibroma está actualmente en evolución, anteriormente se le decía a cualquier tumor intraóseo que se encontraba en el maxilar.

  • Carranza 3 establece el término de agrandamiento gingival, agrupa a los múltiples tipos de agrandamientos gingivales y los clasifica según los factores causales y los cambios patológicos; el fibroma se ubica entre los agrandamientos neoplásicos benignos de la encía;

Desde el punto de vista clínico es una lesión que se caracteriza por ser elevada, papular o tumoral y, en muchas ocasiones, la superficie puede ser lisa o ulcerada, lo que guarda mucha relación con la localización y el tamaño de la lesión. 4 Por lo general se presenta de forma asintomática 4 y, en muchos de los casos, podría haber regresión o una ligera disminución del tamaño de la lesión si el origen de la injuria al tejido blando es removido y si la lesión no tiene un tamaño considerable; sin embargo, Sapp 5 y colaboradores aseguran que la involución espontánea es improbable debido a que el exceso del colágeno es permanente.

  1. La causa de la lesión es desconocida pero, por el hecho de que está compuesta esencialmente de fibras colágenas, se cree que la lesión representa una reacción exagerada de los tejidos a un trauma menor o una irritación crónica ocasionada por el uso de prótesis mal ajustadas, aparatología de ortodoncia, sarro e higiene bucal deficiente, entre otros;

3 El tratamiento consiste en la extirpación quirúrgica y la remoción de los factores irritativos locales que pueda presentar el paciente. Mediante este artículo se hace el informe de un caso clínico en el que se demuestra la importancia de tener conocimientos claros a la hora de diagnosticar, realizar su estudio histopatológico y trazar un plan de tratamiento acertado en el caso del fibroma de encía.

PRESENTACIÓN DEL PACIENTE Se presenta un paciente masculino de 28 años de edad que acudió a la Consulta de Periodoncia del Policlínico Docente “Chiqui Gómez Lubián” de la Ciudad de Santa Clara, Provincia de Villa Clara, remitido del Servicio Básico de Estomatología por presentar un aumento de volumen en la encía vestibular del lateral y el canino superior derecho de más o menos un año de evolución que no le provocaba ningún tipo de dolor ni interfería en la masticación pero impedía la limpieza mecánica de la zona.

Respecto a los antecedentes patológicos personales niega padecer de enfermedad sistémica alguna, ser alérgico a algún tipo de medicamento, haber sido intervenido quirúrgicamente o haber recibido un trauma previo; con respecto a su historial clínico familiar se evidenciaron antecedentes de hipertensión arterial.

Al momento de realizar el examen físico presentó signos vitales entre los valores normales: presión arterial de 120/80mmHg, pulso de 79 pulsaciones/minuto con una frecuencia respiratoria de 19 respiraciones/minuto y una temperatura corporal de 37°C.

Al examen clínico se evidenció un aumento de volumen (figura 1) de base sésil de más o menos 3cm de diámetro en la zona de la papila, entre el 12-13 por vestibular, de color rosado pálido, liso, no doloroso, que cubría el tercio cervical de ambos dientes. Figura 1. Aumento de volumen de base sésil de más o menos 3cm de diámetro en la zona de la papila, entre el 12-13 por vestibular, de color rosado pálido, liso, no doloroso, que cubría el tercio cervical de ambos dientes El resto de la cavidad bucal no presentaba afectaciones periodontales de ningún otro tipo ni lesiones cariosas.

Se le indicó al paciente una radiografía periapical que arrojó la no presencia de afección ósea ni la presencia de imagen radiográfica relacionada con procesos periapicales de ningún tipo. Se le indicaron los exámenes complementarios hemáticos, glicemia, serología y detección del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que mostraron resultados entre los parámetros normales.

Por último se estableció, como plan de tratamiento, la excéresis quirúrgica de la lesión y su estudio histopatológico. El paciente fue operado en el Salón de Cirugía periodontal de la Clínica Docente Estomatológica “Celia Sánchez Manduley”, se le colocó la técnica anestésica infiltrativa y en la base de las papilas con lidocaína previa asepsia y antisepsia de la zona, luego se realizó la resección de la lesión con bisturí 15, se irrigó con clorhexidina al 0,2% y se colocó el apósito periodontal; se le dieron las indicaciones postoperatorias al paciente.

You might be interested:  Como Funciona El Voto En Blanco?

El material extraído se envió al laboratorio para su estudio histopatológico con el diagnóstico clínico de un fibroma de encía. La lesión fue analizada histológicamente y se corroboró el diagnóstico clínico emitido.

Toda la información recopilada fue autorizada por medio de un consentimiento informado del paciente, que permitió utilizarlas para este artículo. El paciente se mantiene asintomático y asiste a consulta de mantenimiento periodontal cada seis meses. COMENTARIO FINAL En este paciente se diagnosticó un fibroma de encía a partir de las características clínicas mencionadas y los elementos histológicos que así lo confirmaron luego de su estudio histopatológico: una capa de epitelio escamoso estratificado que se podía observar delgado o hiperqueratósico debido a la fricción o con focos de ulceración que recubrían una masa de tejido conjuntivo fibroso denso formado por abundante colágeno maduro entrelazado y mezclado con diversos fibroblastos, fibrocitos y pequeños vasos sanguíneos que, en presencia de traumatismos, se puede encontrar vasodilatación, edema e infiltración de células inflamatorias (figuras 2 y 3). 6

Figura 2. Fibroma, epitelio escamoso estratificado y fibras colágenas Figura 3. Fibroma, infiltrado inflamatorio perivascular

El fibroma es una lesión reactiva que predomina en adultos entre la cuarta y la quinta décadas, sin predilección por género, lo que no coincide con este paciente que tiene una edad de 28 años. Al revisar la literatura autores como Santana Garay 7 y Pérez-Salcedo 8 dictaminan que los agrandamientos gingivales ocurren con mayor frecuencia en el maxilar superior y en la región anterior, algo que concuerda con este paciente. En relación al tamaño de los fibromas los autores tienen criterios unificados y plantean que pueden medir entre 1,5 y 3cm, 8-10 el tamaño del fibroma de este paciente fue de 3cm, por lo que forma parte del rango especificado. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Gerónimo M, Matos E. Agrandamiento gingival tpi 2011-1 [Internet]. 2012 [citado 25 Oct 2015]. Disponible en: http://www. slideshare. net/mdaly21/agrandamiento-gingival-tpi-2011-1
  2. Mesa Pupo M, Vázquez Isla D, Rodríguez Garrido MO, Reyna Leyva AM, Ruiz Gómez C. Presentación de un paciente con fibroma traumático subyacente a prótesis dental. Correo Cient Méd Holguín [Internet]. 2013 [citado 25 Oct 2015];17(4):523-527. Disponible en: http://scielo. sld. cu/pdf/ccm/v17n4/ccm14413. pdf
  3. Carranza FA, Hogan EL. Agrandamiento gingival. En: Carranza FA, Newman MG, Takei HH, Klokkevold PR. Carranza: periodontología clínica. 10ma ed. Nueva York: McGraw-Hill Interamericana; 2010. 296-313.
  4. Casian Romero A, Trejo Quiroz P, De León Torres C, Carmona Ruiz D. Hiperplasia Fibrosa Inflamatoria: reporte de un caso. Rev Clin Periodoncia Implantol Rehabil Oral [Internet]. 2011 [citado 25 Oct 2015];4(2):74-79. Disponible en: http://www. scielo. cl/scielo. php?script=sci_arttext&pid=S0719-01072011000200007
  5. Sapp PJ, Eversole LR, Wysocki GP. Patología oral y maxilofacial contem-poránea. España: Harcourt Brace; 2010.
  6. Itoiz ME, Carranza F. La encía. En: Carranza FA, Newman MG, Takei HH, Klokkevold PR. Carranza: periodontología clínica. 10ma ed. Nueva York: McGraw-Hill Interamericana; 2010. 16-35.
  7. Santana Garay JC. Atlas de patología del complejo bucal. 2 ed [Internet]. La Habana: Ciencias Médicas, 2010 [citado 25 Oct 2015]. Disponible en: http://gsdl. bvs. sld. cu/PDFs/Coleccion_Estomatologia/atlas_comp_bucal/atlas-completo. pdf
  8. Pérez-Salcedo L, Bascones Martínez A. Tumores benignos de la mucosa oral. Av Odontoestomatol [Internet]. 2010 [citado 25 Oct 2015];26(1):11-18. Disponible en: http://scielo. isciii. es/pdf/odonto/v26n1/original1. pdf
  9. Cardona-Tortajada F, Sainz-Gómez E, Figuerido-Garmendia J, Giner-Muñoz F, Artázcoz-Osés J, Vidán-Lizari FJ. Tumores benignos, y lesiones afines, de la mucosa oral extirpada en la unidad de salud bucodental del servicio Navarro de salud. Estudio retrospectivo de 5 años. Av Odontoestomatol. 2012;23:5.
  10. Gándara JM, Pacheco JL, Gándara P, Blanco A, García A, Madriñán P, et al. Granuloma periférico de células gigantes. Revisión de 13 casos clínicos. Medicina Oral [Internet]. 2002 [citado 31 ene 2013];7:254-9. Disponible en: http://www. medicinaoral. com/medoralfree/v7i4/medoralv7i4p254. pdf?q=gigantes

Recibido: 21-7-2016 Aprobado: 1-11-2016 Giselle Grillo Reyes. Policlínico “Chiqui Gómez Lubián”. Calle A e/ Materno y Río. Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Código Postal: 50200 Teléfono: (53)42271545 [email protected] edu. cu.

¿Qué es un tumor bucal?

Introducción Se trata de una serie de entidades que se caracterizan por un crecimiento anormal en la boca o lengua con poca probabilidad de extenderse a otras partes del cuerpo. Los tumores benignos de la boca o lengua generalmente se presentan solos y crecen muy lentamente durante un periodo de 2 a 6 años.

Pueden aparecer en los labios, encías, paladar, suelo de la boca o lengua (1). Los signos y síntomas más frecuentes son: – Un bulto en cualquier parte de la boca o lengua. – Puede ulcerarse y sangrar. – Puede interferir con la adhesión adecuada de las dentaduras postizas.

El diagnóstico de una entidad anormal en la cavidad oral es lo más importante y se debe identificar su naturaleza benigna o maligna, ayudados por una correcta historia y exploración clínica, aunque el diagnóstico definitivo que nos permitirá valorar el pronóstico y llevar a cabo una terapéutica adecuada, será la biopsia y el estudio histopatológico ( Tabla 1 ). Clasificación de los tumores benignos de la mucosa oral La clasificación se basa en criterios histológicos dependiendo de la procedencia del tejido en el que se observa un crecimiento anormal (2). La cavidad oral está tapizada por la mucosa oral, una estructura epitelio-conectiva que la recubre de forma completa. Los tumores que derivan de esta estructura pueden originarse tanto del epitelio estratificado escamoso como del corion subyacente. Por lo tanto, los apartados que se van a seguir en este artículo son: 1.

Tumores de estirpe epitelial. Tumores de estirpe conectiva. Tumores de estirpe muscular. Tumores vasculares. Tumores melánicos. Tumores nerviosos. Tumores de estirpe epitelial Dentro de este apartado vamos a describir el queratoacantoma, papiloma, verruga vulgar, condiloma acuminado y molluscum contagioso.

Queratoacantoma El queratoacantoma es una neoplasia epitelial benigna, aun cuando algunas veces presenta muestras de crecimiento invasivo. El tumor de células espinosas empieza en la forma de un pequeño nódulo semiesférico, se desarrolla bastante rápido formando un abultamiento central y al cabo de un mes o a los dos meses alcanza su tamaño completo, que puede sobrepasar varios centímetros.

En casos típicos existe un cráter central relleno de masa córnea cercado por un borde indurado e hinchado. Aparece especialmente en la piel expuesta al sol y con menos frecuencia en la unión mucocutánea.

Es más frecuente en varones que en mujeres y preferentemente entre los 50-70 años de edad. Se debe realizar el diagnóstico diferencial con el carcinoma de células espinosas. La evolución es favorable ya que se suele producir la recurrencia espontánea. Aunque se suele eliminar quirúrgicamente para confirmar su diagnóstico de manera histológica (3, 4).

Papiloma Es el tumor epitelial benigno más frecuente de la mucosa oral. Puede aparecer a cualquier edad sin diferencia entre sexos. Los papilomas escamosos se manifiestan como lesiones de superficie rugosa, parecidas a una coliflor, cuyo tamaño no suele superar un centímetro.

Su color oscila de blanco a gris. Ocasionalmente se pueden observar papilomas múltiples agrupados. Las localizaciones preferidas son la lengua y el paladar, menos habituales son la mucosa de la mejilla, la encía y los labios. Pero también pueden aparecer en cualquier otra localización.

  1. En el diagnóstico diferencial se debe tener en cuenta, sobre todo en los papilomas de gran tamaño y superficie en forma de coliflor, preferentemente un carcinoma verrucoso inicial, además de las verrugas, el condiloma acuminado y las hiperplasias epiteliales focales;

Debido a una cierta tendencia a recidivas, se aconseja la escisión en sano ( Figs. 1 y 2 ). 3. Verruga vulgar Las verrugas vulgares se cuentan entre las alteraciones más frecuentes de la piel. Estas verrugas, generalmente inducidas por los virus del papiloma humanos tipo 1, 2 y 4, aparecen en niños (a menudo en edades escolares), jóvenes y adultos y se hallan preferentemente en las manos y dedos.

  1. Pueden aparecer de forma solitaria o múltiple, igualmente en cara como en cualquier parte de la piel;
  2. Hallazgos no tan inusuales se originan también en los labios y en la mucosa oral, donde van a parar probablemente a través del contacto con las verrugas de las manos;

Las verrugas orales tienen un color más blanquecino y una estructura vellosa, de manera que no se diferencian clínicamente de los papilomas. Las verrugas pueden perdurar durante años, no obstante pueden involucionar espontáneamente tras corto tiempo. Se observan más frecuentemente en enfermos con inmunidad celular significativamente disminuida que en otros grupos de población (5).

  1. Condiloma acuminado Está inducido por los virus del papiloma humanos tipo 6, 11 y 42 y se contagia por contacto orogenital (5);
  2. Aparece inicialmente como una agrupación de nódulos simples, de color rosado que posteriormente crecen, desarrollan una masa papilar exofítica, blanda, pedunculada o sésil;

El tratamiento consiste en la extirpación de la lesión bien mediante cirugía, electrocirugía, electrodesecación o laserterapia. Sin embargo las recidivas son frecuentes como consecuencia de la naturaleza infecciosa de la lesión ya que se ha comprobado que los tejidos adyacentes de apariencia normal pueden albergar el virus y ser la fuente de las recurrencias (6) ( Fig. 5. Molluscum contagioso La localización oral del Molluscum contagioso es poco frecuente, siendo la afectación cutánea la más habitual. Es una infección viral que se contagia de contacto piel-piel o por autoinoculación. Se suele observar en niños. El tratamiento puede consistir en vigilar porque es autolimitada e involuciona espontáneamente o para evitar su extensión y contagio extirparlo bien mediante crioterapia, cirugía o bien por imiquimod tópico (7).

  1. 3 );
  2. Tumores de estirpe conectiva Las diferentes variedades de tejido conectivo pueden originar neoplasias benignas bucales;
  3. En este apartado se describirá: el lipoma, fibroma, mixoma, xantoma verruciforme, fascitis nodular;

Lipoma Los lipomas, son raros en la cavidad oral en comparación con otras partes corporales, se hacen visibles clínicamente después de los 40 años. Estas formaciones submucosas que abomban la mucosa semiesféricamente se hallan preferentemente en la zona de la mejilla, de la lengua, del suelo de la boca, del paladar blando y de los labios; no obstante, pueden aparecer en cualquier parte en la que haya tejido seboso normalmente.

  • En situación superficial, el tumor benigno del tejido seboso trasluce amarillento a través de la mucosa generalmente inalterada;
  • La consistencia de los lipomas orales, que por regla general aparecen aislados y están cercados por una cápsula de tejido conjuntivo, es blanda y puede simular una fluctuación al tacto;

El tamaño a menudo tiene relación con la duración de la anamnesis y permite deducir la actitud del paciente. El tratamiento de elección consiste en la extirpación quirúrgica (8). Fibroma Es una neoformación nodular, con diámetro medio aproximado de 1 cm, constituida por una masa central fibroconectiva.

Se encuentra bien circunscrito dispuesto sobre una base pedunculada. Los fibromas crecen muy lentamente y generalmente interrumpen su crecimiento hasta alcanzar un tamaño determinado. Pueden tener desde una consistencia blanda hasta dura, que depende de la cantidad y disposición de las fibras de colágeno, así como de la participación de sustancias básicas líquidas.

Su localización habitual suele ser las mejillas, lengua, paladar y encía. Se aconseja la extirpación de los fibromas, porque no siempre es suficiente el diagnóstico diferencial clínico para la exclusión de otros tumores sólidos (9) ( Fig. 4 ). 3. Mixoma El mixoma de los tejidos blandos orales es una lesión rara que se manifiesta como una masa submucosa de crecimiento lento sin características clínicas genuinas. Puede aparecer a cualquier edad, sin predilección por ningún sexo y en cualquier localización intraoral, aunque con cierta predilección por el paladar.

You might be interested:  Te De Romero Para Que Sirve?

Estos tumores son localmente agresivos y tienen tendencia a recidivar, por lo que debe procurarse una escisión completa (6, 10). Xantoma verruciforme Es una lesión benigna de etiología desconocida que se suele localizar en las mucosas y piel.

Está constituido por histiocitos espumosos con hiperplasia papilomatosa e hiperqueratosis en el epitelio suprayacente, lo cual le confiere un aspecto macroscópico semejante a la verruga vulgar. Se debe realizar la extirpación quirúrgica (11). Fascitis nodular Es un crecimiento de tejido conectivo fibroso de etiología desconocida aunque probablemente de origen traumático.

En un pequeño porcentaje se localiza en el área maxilofacial aunque en la mayoría de los casos aparecen en el tronco y las extremidades. Presenta crecimiento rápido y sensibilidad e incluso dolor. Cursa como una masa firme y dura.

ABSCESO DENTAL

El diagnóstico diferencial debe establecerse fundamentalmente con lesiones fibrosas de tipo maligno que son más infiltrativas. El tratamiento consiste en la cirugía conservadora ya que no suelen aparecer recidivas (12). Por último, en este apartado de tumores de estirpe conectiva se debe hacer mención a los fibrolipomas que aunque aparecen de manera poco frecuente también pertenecen a este grupo de tumores benignos.

  • Suelen aparecer más frecuentemente en varones (13);
  • Presentan una superficie brillante, rosada y lisa;
  • El tratamiento debe ser la escisión quirúrgica (14);
  • Tumores de estirpe muscular Las neoplasias benignas originadas en el tejido muscular son raras en la cavidad bucal;

En este apartado se describirán el leioma y el rabdomioma. Leioma Los leiomas son tumores benignos originados en el músculo liso. Su localización más frecuente es el útero, el tracto gastrointestinal y la piel. Se presenta habitualmente entre los 40 y 49 años de edad, siendo muy rara su aparición en la infancia y en la senectud.

  • Son muy infrecuentes a nivel de la cavidad oral, pero cuando se dan en esa localización, asientan principalmente en la lengua, los labios o el paladar;
  • Inicialmente suelen presentarse como una masa muy bien definida, de lento crecimiento y totalmente asintomática;

En raras ocasiones producen dolor. Su tratamiento es casi siempre quirúrgico, siendo las recurrencias excepcionales. Dada su clínica inespecífica, su diagnóstico es principalmente histológico, observándose en las muestras una proliferación de células musculares lisas, sin focos de necrosis y con escasas mitosis (15).

  1. Rabdomioma Este tipo de tumores se suele presentar en la región dorsal de la lengua y están constituidos por células musculares estriadas;
  2. La estriación se puede observar con hematoxilina;
  3. Tumores vasculares 1;

Hemangioma Los hemangiomas suelen estar presentes en el momento del nacimiento o pueden aparecer en la infancia. El aspecto clínico es una mácula rosada que al presionar sobre ella suele palidecer. Suelen desaparecer espontáneamente por lo que se recomienda vigilarlo hasta que esto ocurra.

Aunque otra opción terapéutica podría ser la extirpación quirúrgica o el tratamiento con láser de diodo que recientemente ha revelado buenos resultados (16). Linfangioma Los linfangiomas son masas hamartomatosas, frecuentes en la cavidad oral, constituidas por capilares que contienen la linfa.

Dependiendo del tamaño se clasifican en una forma capilar y otra cavernosa. También suele aparecer el periodo perinatal o en los primeros años de vida (17). Es una lesión indolora y aparece en forma superficial como proyecciones papilares únicas o múltiples en la mucosa.

Su color varía del gris al azul claro o rojo. Se encuentra más frecuentemente en la lengua. El diagnóstico diferencial debe incluir a los hemangiomas, los mucoceles y las lesiones vesiculares. El tratamiento debe ser la espera a la involución espontánea, en caso de que no sea posible se debe realizar el tratamiento quirúrgico aunque con riesgo de hemorragias (6, 17).

Hemangioendotelioma Los hemangioendoteliomas son un grupo heterogéneo de neoplasias vasculares con una alta tendencia a la recidiva aunque una rara predisposición a la metástasis. Suele afectar más frecuentemente a adultos. Solo se ha descrito un caso en la cavidad oral hasta el momento.

El tratamiento debe ser la escisión quirúrgica con 1 cm de margen de seguridad (18). Hemangiopericitoma El hemangiopericitoma es un tumor vascular agresivo con alta propensión a la recurrencia y a la metástasis.

Suele aparecer en los tejidos blandos de las extremidades y el tronco, y es muy raro en la cavidad oral. Se debe tratar con escisión quirúrgica con amplios márgenes de seguridad para evitar la recurrencia y la metástasis (19). Tumor glómico Esta neoplasia suele ser pequeña y con aspecto enquistado, es dolorosa y se halla sobre todo en la zona de las arterias finales de los dedos de las manos y pies.

  1. En la cavidad oral, el tumor glómico representa un hallazgo bastante raro (2);
  2. Tumores melánicos 1;
  3. Nevus Nevus es una formación anómala de la piel o de la mucosa, circunscrita, benigna y la mayoría de las veces no hereditaria, que se genera por un trastorno en el desarrollo embrional;

Los nevus pueden manifestarse en el nacimiento o bien aparecer en el curso de la vida. Se clasifican en nevus pigmentario y nevus organoide. Nevus pigmentario Dentro de este tipo de nevus vamos a describir: – Lentigo: Es una mancha por hiperpigmentación de la piel, bien delimitada y de color marrón oscuro, que se produce a causa de una acumulación de pigmento y un aumento de los melanocitos de la capa celular basal.

Puede aparecer por todo el cuerpo, sola, en grupos o difusa. Se presenta a cualquier edad. No muestra ninguna preferencia por las partes cutáneas con exposición solar, sino que se forma como pecas. – Nevus nevocítico: se compone de nevocitos que no son propias de las partes integrantes de la piel.

Las nevocélulas poseen igualmente la facultad de formar melanina, se disponen en la epidermis y se desarrollan probablemente a partir de melanocitos localizados en la epidermis. Los nevus nevocíticos pueden ser congénitos o pueden aparecer en cualquier edad y crecer paulatinamente.

  1. Con la edad se suele producir una regresión;
  2. Nevus organoide Según el tipo de tejido predominante en cada caso se puede distinguir nevus epitelial (por ejemplo nevus de las glándulas sebáceas), nevus del tejido conjuntivo y nevus vascular;

Entre los nevus vasculares, los nevus flameus son los más frecuentes y los que adquieren mayor importancia de diagnóstico diferencial en la zona maxilofacial, porque pueden combinarse con otros trastornos no apreciables a simple vista (2). Tumores nerviosos El neurinoma es un tumor encapsulado que deriva de las células de Schwann.

  • Es el tumor nervioso más frecuente en la cavidad oral, suele aparecer más frecuentemente en la lengua;
  • Suele aparecer en la segunda o tercera década de la vida, con predilección hacia las mujeres;
  • Clínicamente se presentan como un nódulo circunscrito que raramente es multinodular;

El tratamiento es la escisión quirúrgica (20). Bibliografía 1. Lindhe. Periodontología Clínica e Implantología Odontológica. 4 a Edición. Editorial Panamericana. [ Links ] 2. Strassburg/G. Knolle. Mucosa Oral. Atlas de enfermedades. Marban. [ Links ] 3. Feldman RJ, Maize JC.

Multiple keratoacanthomas in a young woman. Int J Dermatol 2007;46(1):77-9. [ Links ] 4. Berrone S; De Gianni PP; Gallesio C. Keratoacanthoma of the lower lip. Minerva Stomatol 1992;41(12): 597-601. [ Links ] 5.

Margotta V, Capogreco M. Soft tissue pathologies of the oral cavity. Minerva Stomatol 2003;52(1-2): 47-51. [ Links ] 6. Antonio Bascones Martínez. Medicina Bucal. Avances 3 a Edición Ariel. [ Links ] 7. Cutis. Treatment of molluscum contagiosum and herpes simplex virus cutaneous infections.

2007; 79(4 Suppl):11-7. [ Links ] 8. Brooks JK, Schaper MA, Schwartz KG, Nikitakis NG. Oral lipoma: report of three cases. Gent Dent 2008;56(2):172. [ Links ] 9. Shine N, nor nurul Khasri M, Fitzgibbon J, O’Leary G.

Solitary fibrous tumor of the floor of the mouth: case report and review of the literature. Ear Nose Throat J. 2006;85(7):437-9. [ Links ] 10. Araki M, Kameoka S, Mastumoto N, Komiyama K. Usefulness of cone beam computed tomography for odontogenic myxoma.

Dentomaxillofac Radiol 2007;36(7):423-7         [ Links ] 11. Yu CH, Tsai TC, Wang JT, Liu BY, Wang YP, Sun A, Chiang CP. J Formos Med Assoc. Oral verruciform xanthoma: a clinicopathologic study of 15 cases.

2007;106(2):141-7. [ Links ] 12. Nair P, Barrett AW, Theodossy T. Br Oral nodular fasciitis: case report. J Oral Maxillofac Surg 2004; 42(4):360-2. [ Links ] 13. Scivetti M. Fibrolipoma gigante de la mejilla: a propósito de un caso. Av Odontoestomatol 2006; 22(1):33-6.

[ Links ] 14. Janas A, Grzesiak-Janas G. The rare occurence of fibrolipomas. Otolaryngol Pol 2005;59(6): 895-8. [ Links ] 15. Luaces Rey, Lorenzo Franco, Gómez Oliveira, Patiño Seijas, Guitián, López-Cedrán Cembranos.

Oral leiomyoma in retromolar trigone. A case report. Med Oral Patol Cir Bucal 2007;12 E53-5. [ Links ] 16. Francesca Angiero, Stefano Benedicenti, Georgios E. Romanos, Rolando Crippa. Photomedicine and Laser Surgery. April 1, 2008;26(2): 113-8. [ Links ] 17.

Rodríguez Romero FJ. Linfangioma en labio inferior: una presentación inusual. Av Odontoestomatol 2008;24(3):208-10. [ Links ] 18. Fasolis M, Iaquinta C, Montesco MC, Garzino-Demo P, Tosco P, Tanteri G, Bonandini E, Ninfo V, Berrone S.

Composite hemangioendothelioma of the oral cavity: case report and review of the literature. Head Neck 2008;30(7): 974-9. [ Links ] 19. Ceylan A, Kagan Degerliyurt M, Celenk F, Ataç MS, Sabri Uslu S. Haemangiopericytoma of the hard palate. Dentomaxillofac Radiol.

  1. 2008;37(1): 58-61;
  2. [ Links ] 20;
  3. Ferreti Bonan PR, Martelli H Jr, Nogueira Dos Santos LA, Comini Mol V, Paes De Almeida O;
  4. Multinodular neurilemmoma of the tongue: a case report with differential immunohistochemical profile;

Minerva Stomatol. 2008;57(1-2):71-5. [ Links ] Dirección para correspondencia: Leire Pérez-Salcedo [email protected] com Fecha de recepción: 17 de septiembre de 2008. Aceptado para publicación: 1 de octubre de 2008..

¿Cómo curar las infecciones de las encías?

¿Cómo quitar la infección de encías?

¿Cuándo es grave una infección dental?

Cuándo consultar al médico – Consulta con tu dentista de inmediato si tienes algún signo o síntoma de absceso dental. Si tienes fiebre e hinchazón en la cara y no puedes comunicarte con el dentista, ve a la sala de emergencias. También debes ir a la sala de emergencias si tienes dificultad para respirar o tragar.

¿Qué antibiotico es bueno para la infección de las encías?

 Antibióticos para las infecciones bucales  – Según los Manuales de Merck, los antibióticos más comunes que se recetan para las infecciones dentales son la penicilina y la amoxicilina. La clindamicina es una alternativa que se receta con frecuencia para pacientes con alergia a la penicilina.

La dosis correcta y la duración del tratamiento será determinada por su dentista de acuerdo con su caso particular. Según la   ADA  , debido a que la toma excesiva de antibióticos puede llegar a tener como resultado cepas de bacterias más resistentes, este es otro factor que su dentista deberá tomar en cuenta al determinar la dosis.

Recuerde tomarse el tratamiento entero exactamente como se lo haya recetado su dentista para asegurarse de obtener el mejor resultado. Tenga en mente que, incluso aunque el dolor desaparezca, lo más probable es que usted seguirá necesitando de un tratamiento para terminar de restaurar sus dientes.